Junto a su marido, el príncipe Alberto, amadrinó la primera etapa de la 107 edición del Tour de Francia que tuvo lugar en Niza.

 


Con una nueva imagen rompedora y mucho más juvenil, así ha reaparecido la princesa Charlene de Mónaco durante la jornada de arranque del Tour de Francia. Junto a su marido, el príncipe Alberto, la exnadadora sudafricana acaparó todas las miradas en Niza. Además, optó por un ‘look’ rockero muy favorecedor compuesto por una cazadora perfecto de piel amarilla, a juego con los colores corporativos de la vuelta a Francia.

La exnadadora olímpica se ha sometido a un rejuvenecedor cambio de imagen, ahora luce flequillo y una melena con un corte más desenfadado. Se dejaba ver con una original mascarilla con mensaje en la que se podía leer: «Why so serious?». La frase «¿Por qué tan serio?», es una mítica expresión de ‘El Joker’, parece que la Princesa también es fan del mítico villano.

El matrimonio ha sido el encargado de amadrinar el pistoletazo de salida de un nueva edición del tour, la más atípica marcada inevitablemente por la pandemia del coronavirus. Como consecuencia de ello, la presencia de celebrities se ha reducido al igual que se ha visto limitado el público tanto en las zonas de salida como en la meta. En uno de los reservados para los invitados VIP, la princesa Charlene compartía espacio con Conor McGregor, el exluchador irlandés de artes marciales mixtas.

Ambos tienen previsto afrontar un nuevo reto, participar en una carrera benéfica de bicis acuáticas en apoyo de la Fundación Princesa Charlene de Mónaco. El pasado mes de julio, la sudafricana le daba la bienvenida a través de su redes con las siguientes palabras: «Bienvenido al equipo. Muy feliz de tenerte a bordo en este desafío. Fue un gran encuentro y entrenamiento contigo».

Las vacaciones de Alberto y Charlene

Después de superar el coronavirus, Alberto de Mónaco puso fin a su cuarentena a finales del mes de marzo. “Los médicos que monitorizan al príncipe Alberto después del comienzo de su infección de Covid-19 le autorizan hoy a poner fin a su periodo de cuarentena. El príncipe soberano es declarado curado y con buena salud. Pronto se unirá a su familia y continuará el período de confinamiento mientras permanece en contacto cercano con el Gobierno y sus colaboradores cercanos”, señalaban desde palacio.

Ha sido un verano totalmente atípico en el que hemos podido ver a los dos hijos del matrimonio, Jacques y Gabriella, disfrutando de una jornada de playa. Una imagen que compartía su orgullosa mamá en su cuenta de Instagram deseando a todos sus seguidores unas «felices vacaciones». Además, Charlene, gran entusiasta del deporte, ha vuelto a entrenar duro para afrontar diversos retos.