No hay constancia gráfica, pero la ex amiga entrañable del Rey Juan Carlos relata cómo conoció a la hoy Reina Letizia y la define con una palabra inesperada…


Corinna vuelve a la carga. La ex «amiga entrañable» del Rey Juan Carlos no está dispuesta a callarse nada de su relación con el emérito ni escatima en dar detalles de su vida en común a través de los medios. Este verano sorprendió con una amplia entrevista en la BBC y ahora, por si no era suficiente, acaba de contraatacar con otra en la revista francesa Paris Match. En ella se despacha a gusto sobre la familia de su antigua pareja y revela algo que hasta la fecha no sabíamos: que conoce a la Reina Letizia.

Uno de los puntos que más ha hecho calentar las redes y las distintas redacciones ha sido la publicación de una foto del álbum privado de la empresaria y comisionista, en la que se ve al monarca español haciendo una barbacoa en pantalón corto y con gorra hacia atrás, sonriendo a cámara mientras a su lado permanece el hijo menor de Corinna, Alexander, mientras él asa algo de carne en una barbacoa. La foto fue tomaba por la propia exprincesa cuando residía en la residencia de La Angorrilla, situada en El Pardo y muy cerca del complejo de La Zarzuela, donde el monarca habría sostenido un hogar paralelo.

La entrevista desgrana nuevas declaraciones de Corinna Larsen, y como viene siendo habitual estas han levantado más polémica sobre la situación. Mientras el Rey emérito continúa, supuestamente, viviendo en Abu Dabi, las revelaciones de la que fue su pareja sentimental siguen arrojando dudas sobre él. Sin embargo, más allá de su supuesta implicación en comisiones ilícitas y blanqueo de dinero (que investiga la Justicia suiza y española), otro aspecto interesante de la entrevista es el que se refiere a su conocimiento sobre la familia del Rey Juan Carlos, y en particular sobre la hoy Reina Letizia.

Hasta ahora no se tenía constancia de ningún encuentro entre ambas mujeres, pero la propia Corinna relata cómo fue su cara a cara: «Conocí a Don Felipe y Doña Letizia en 2007, en la ceremonia de entrega de los premios Laureus, una fundación en la que yo estaba involucrada. Felipe parecía avergonzado, pero Letizia fue absolutamente encantadora».

La única vez que los entonces Príncipes de Asturias asistieron a dicha ceremonia, en la que se galardona a los mejores del deporte internacional, fue el 25 de mayo de 2006, cuando se celebró en Barcelona. Quizás a Corinna le ha fallado un poco la memoria, pero eso no quita importancia a su testimonio. Aunque no hay fotografías de ellas juntas, Corinna parece afinar mucho cuando define a Letizia como «encantadora». Durante años se ha hablado de la supuesta frialdad entre la esposa de Felipe VI y su suegro.

Por otro lado, Corinna Larsen señala a la familia de Don Juan Carlos como la ‘culpable’ de querer su caída para favorecer la sucesión de Don Felipe, y más en concreto apunta a la Reina Sofía, calificándolo de «golpe de Estado interno». Según ella, todos sabían de su existencia y de la especial relación con el monarca. «Yo estaba con mi hijo, que entonces tenía 5 años, y cuando llegó el Rey lo abrazó. No estaba tratando de ocultar nada», afirma. Para la empresaria, tanto Don Felipe como las Infantas Elena y Cristina «sabían que sus padres vivían separados cada uno en un ala diferente del palacio, y que solo se reunían para los actos oficiales».

Aunque en público Corinna también ha coincidido a lo largo del tiempo con la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin (en los mismos premios Laureus a los que acudieron Felipe y Letizia, y en otra edición posterior), la exprincesa reconoce que nunca llegaron a profundizar esos lazos: «Nunca traté de conocerlos realmente. Me incomodaba. Evitaba tanto como era posible tener demasiado contacto con ellos«, cuenta en Paris Match.

Sobre la decisión de la marcha del Rey Juan Carlos a Emiratos Árabes Unidos, Corinna Larsen también ofrece una dura valoración: «Durante una crisis de esta envergadura, la Familia Real habría debido permanecer unida. Enviar al exRey con una salud delicada al exilio, y eso en pleno periodo de Covid, es irresponsable«.