Los Reyes Felipe y Letizia retoman su agenda este próximo miércoles tras unas vacaciones ‘privadas’ sin que hayan trascendido salidas.


Este verano ha sido completamente inusual para la Familia Real española. Por muchos motivos, tanto institucionales como personales. La situación derivada de la pandemia de la Covid-19 ha obligado a cambiar las rutinas de agenda de Don Felipe  y Doña Letizia, que han dado pasos al frente para estar al lado de su pueblo representado en todos los sectores posibles y en unos momentos muy difíciles. Su larga gira por todas las Comunidades Autónomas durante junio y julio sirvió precisamente para poner en valor todo esto. Por otro lado, la ‘bomba’ lanzada por el Rey Juan Carlos  al decidir marcharse fuera de España, el pasado 3 de agosto, ha sobrevolado todo este tiempo hasta que al fin se ha resuelto la incógnita de su paradero, tras muchas cábalas, en Emiratos Árabes Unidos.

Ni siquiera sus últimas vacaciones en Mallorca fueron «vacaciones» propiamente dichas: los Reyes se dedicaron fundamentalmente a trabajar y a visitar el resto de islas del archipiélago, Menorca e Ibiza. No se dejaron ver en actividades lúdicas, ni siquiera con sus hijas, Leonor y Sofía, y tampoco con su habitual ‘compañera’ en Marivent, la Reina Sofía. El pasado 17 de agosto ponían fin a su estancia en las Baleares (con la visita a a isla pitiusa) y al día siguiente regresaban a Madrid, según informó la Casa de S.M el Rey.

Con este dato la Casa Real dejaba entrever que los Reyes y sus hijas se quedarían en la capital el resto del verano. En los años anteriores este era el paréntesis que dedicaban a sus llamadas «vacaciones privadas». Es decir, de las que no se comunica nada de forma oficial y que la familia suele aprovechar para viajar fuera de España. Esta vez las circunstancias han sido muy diferentes, tanto por las medidas restrictivas mundiales como por el hecho de que se hubiera considerado poco estético si se hubieran ido de vacaciones lejos de nuestras fronteras. En todo caso, esto tampoco se ha confirmado. Lo único cierto es que durante los quince días que han transcurrido desde su última aparición oficial, la Familia Real ha estado ‘desaparecida’.

Se esperaba quizás alguna concesión a este apagón informativo. Bien es cierto que llegaba tras una sobreabundancia de presencia real en los meses de junio, julio y agosto. Hubiera sido bienvenida una salida cultural con sus hijas por Madrid o incluso alguna escapada privada por diferentes lugares de España, fuera de agenda, como una buena manera de promover el turismo nacional, tan afectado por la pandemia. No ha trascendido nada de esto durante todos estos días.

Pues bien, la espera ha llegado a su fin. Al menos en la esfera pública, ya tenemos fecha para la vuelta a escena de los Reyes. Será este próximo miércoles 2 de septiembre; los dos el mismo día, pero por separado. Don Felipe visita la Comandancia Naval del Miño en Tui (Galicia), y Doña Letizia retomará sus reuniones de trabajo con las organizaciones que apoya, en esta ocasión con FEDER, la Federación Española de Enfermedades Raras, en Madrid. La Reina abordará esta reunión excepcional para conocer el impacto de la Covid-19 en las familias con estas enfermedades de baja prevalencia y las estrategias de la organización al respecto. Son casi tres millones de personas afectadas, un colectivo que en el 94% de los casos ha visto interrumpida la atención de su patología con motivo de la pandemia. Doña Letizia mantuvo su último contacto con ellos el pasado marzo, por videoconferencia desde La Zarzuela, en pleno confinamiento. 

Será su ‘vuelta al cole’ particular, días antes de la de sus propias hijas en el centro escolar Santa María de los Rosales. Si nada cambia el próximo 8 de septiembre vuelven a las aulas.