Una vez más, los monarcas han salido de palacio para visitar el Centro de Control del Sistema Eléctrico de Red Eléctrica de España.


Sus Majestades los Reyes Felipe VI y doña Letizia han salido del Palacio de la Zarzuela para visitar al Centro de Control del Sistema Eléctrico de Red Eléctrica de España (REE), desde el que se opera y supervisa en tiempo real las instalaciones de generación y transporte del sistema eléctrico nacional. Su presencia en este centro supone la segunda salida de la monarca desde que de decretó el Estado de Alarma, el pasado 14 de marzo.

En la visita que han realizado hoy a las instalaciones del REE, los monarcas han destacado el “funcionamiento ejemplar” y la garantía en el suministro de energía en esta crisis sanitaria. En este centro los operadores trabajan por turnos las 24 horas del día, los 365 días del año. Se trata de una infraestructura considerada crítica en el estado de alarma y que ha mantenido en todo momento el suministro de energía a los hogares, los hospitales y a todos los centros que están en primera línea contra la pandemia.

A su llegada a REE, Sus Majestades han sido recibidos por la vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. También se han encontrado con el alcalde de Alcobendas, Rafael Sánchez Acera; con la consejera de Presidencia de la Comunidad Autónoma de Madrid, Eugenia Carballedo; con la presidenta del Grupo Red Eléctrica, Beatriz Corredor; con el consejero delegado del grupo, Roberto García Merino; y con el director general de Operación de REE, Miguel Duvisón.

Los Reyes, convenientemente protegidos en su visita

Letizia, ataviada con chaqueta y pantalón en tonos azules. Un atuendo bastante similar al que llevó en su última aparición pública, durante su visita a la sede del operativo 112 de Madrid, adonde fue con el Rey.

En la Sala de Emergencias del centro de control, los Reyes, protegidos con guantes y mascarilla, han sido informados de la evolución de la demanda eléctrica durante las semanas de crisis del COVID-19. Éste es uno de los parámetros que se miden constantemente en tiempo real en el Centro de Control del Sistema Eléctrico (CECOEL) de REE. En las primeras semanas, tras la declaración del Estado de Alarma, la demanda global experimentó un descenso del orden del 8%, la primera semana, y del 10%, la segunda, con respecto al mismo periodo equivalente del año anterior.

Durante las dos semanas posteriores, en las que estuvieron en vigor medidas de confinamiento más estricto en las que sólo estaba permitido el desarrollo de actividades esenciales, la bajada de la demanda se intensificó hasta el 20% de media. Una vez superado ese estado de “hibernación”, la demanda se fue recuperando parcialmente, registrándose reducciones de consumo del orden del 15% respecto de las fechas comparables del año anterior. Los monarcas han escuchado con atención a las informaciones que les han transmitido los responsables del centro.