Los Reyes don Felipe y Doña Letizia no descansan en tiempos de crisis. El coronavirus no solo ha puesto en jaque las instituciones sanitarias y al Gobierno de Pedro Sánchez, sino que también ha obligado a sus Majestades a intensificar su trabajo, aunque sea respetando el confinamiento obligatorio desde el palacio. Sin el Covid-19 tocando nuestras puertas, estaríamos hablando de las vacaciones de Semana Santa de los Reyes, pero no es el caso, y nos toca informar sobre los últimos movimientos del Jefe del Estado para tratar de movilizar ayuda para España en la lucha contra el coronavirus, así como conocer de primera mano cómo se va combatiendo contra la pandemia dentro de nuestro territorio.

Así, el Rey Felipe ha conversado este viernes telefónicamente con el Rey de Marruecos, Mohamed VI, sobre la crisis generada por el coronavirus, que también azota gravemente el país vecino. Buscan la solidaridad internacional para hacer frente de manera conjunta contra una amenaza común. No es la primera vez que don Felipe levanta el teléfono para buscar ayuda en el extranjero, tal y como han informado en los últimos días desde Zarzuela, confirmando que ya ha hablado con el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el presidente de la República Francesa Emmanuel Macron, o el emperador Naruhito de Japón, entre muchos otros dirigentes europeos como los de Portugal, Italia, Israel o Túnez, por citar tan solo algunos de ellos. Conversaciones en las que primero se ha querido conocer la situación real de la pandemia y buscar una solución conjunta aunando recursos e ideas.

Los Reyes hablan con un hospital de Cantabria

Pero don Felipe y doña Letizia no solo han puesto el foco de su atención fuera de nuestras fronteras, sino que también se han puesto en contacto con las diferentes comunidades autónomas para conocer de cerca cada situación. Este viernes la videoconferencia tenía lugar con Cantabria, cuando el Rey ha charlado con el director gerente del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, Rafael Tejido García.

Este centro es de referencia para toda Cantabria, dado que dispone de 720 camas y unos efectivos humanos de 5.000 trabajadores sanitarios, de los cuales tan solo el 2% ha resultado contagiado de coronavirus. Su ejemplo es digno de conocer, por eso los Reyes han querido saber cómo están batallando contra la pandemia, mostrando su apoyo a quienes llevan más de un mes luchando sin descanso y con los recursos sanitarios justos.

Tal y como han dado a conocer este viernes desde el departamento de comunicación de Zarzuela, la Casa de Salud Valdecilla fue inaugurada en el año 1929 por Ramón Pelayo de la Torriente, Marqués de Valdecilla, que asumió la idea y el completo patronazgo de un proyecto que partiendo de una iniciativa popular venía a sustituir al antiguo Hospital de San Rafael. En 1970, la Diputación Provincial de Santander tomó la decisión de modernizar Valdecilla y en el solar se edificó un nuevo bloque médico-quirúrgico, hoy constituido como Hospital General, inaugurado en 1973. Rafael Tejido García es especialista en Medicina Interna y fue responsable de la Unidad de Alta Resolución Hospitalaria (UARH) de Valdecilla, que se creó en 2002. Fue el director médico del Centro entre los años 2007 y 2011 y actualmente el director gerente del Hospital Universitario “Marqués de Valdecilla”. Ahora, un luchador más contra el coronavirus en Cantabria.

El Rey Felipe apoya a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado

El Rey ha hablado este viernes también con dos responsables provinciales de Seguridad, en Castilla y León y Andalucía. Don Felipe ha mantenido conversación telefónica con el Comisario Jefe provincial de León, Miguel Ángel De Diego y con el teniente coronel Juan Carretero, Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Córdoba. Ambos han explicado la situación en sus respectivas demarcaciones, a través de las tareas que han tenido que intensificar policías nacionales, guardias civiles y funcionarios.

Don Felipe ha puesto en valor el redoblado esfuerzo que se está realizando, haciendo cumplir toda la nueva normativa establecida por el estado de alarma y, a la vez, colaborando solidariamente en muchas necesidades sociales incrementadas durante el confinamiento general de la población.

El Rey ha transmitido a los dos responsables provinciales un mensaje de felicitación y de ánimo para que lo hagan extensivo a todos los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a su cargo. Don Felipe dispuso que a esa tarea común frente al COVID19 se integren también los miembros del Servicio de Seguridad de la Casa de S. M. el Rey, que ya están desde hace días participando en diferentes misiones.