Los Reyes empiezan su agenda reuniéndose con las autoridades andorranas y poniendo el colofón esta noche con una cena con los copríncipes.


Los Reyes de España ya están en Andorra. Sobre las 10 de esta mañana Don Felipe y Doña Letizia iniciaban un nuevo Viaje de Estado, el undécimo de su reinado, tras haber sido despedidos con honores desde el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Justo un día después de ver con orgullo cómo su hija mayor, la Princesa Leonor, debutaba en su primer acto oficial en solitario. El viaje ha sido corto y en el país vecino les esperaban ya con los brazos abiertos. Durante este jueves y viernes (25 y 26 de marzo) cumplirán con una agenda vertiginosa repleta de compromisos.

Vídeo: Gtres

Pasadas las 12 del mediodía, los Reyes se han desplazado hasta la Casa de la Vall, sede histórica del Consell General o Parlamento de Andorra, tras lo cual han acudido al Comú o ayuntamiento. El viento soplaba y Doña Letizia ha tenido algún que otro problemilla con la abertura de su vestido. Alrededor de las dos de la tarde, la Reina Letizia se separa de su marido para asistir a una reunión sobre «modelo de inclusión de alumnos con discapacidad en los tres modelos educativos en Andorra».

Casa de S.M el Rey.

Después de la parada para almorzar (en privado), los Reyes retoman la agenda sobre las cinco de la tarde. El Rey Felipe se citará con el presidente del Gobierno de Andorra, Xavier Espot, y habrá saludos entre las delegaciones de ambos países. El monarca va acompañado a este viaje por la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya.

El momento álgido será a partir de las ocho de la tarde, cuando los Reyes mantengan un encuentro con los Copríncipes de Andorra, que son monseñor Joan Enric Vives y Patrick Strzoda, representante del presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron (ausente en esta ocasión). A continuación se celebra una cena oficial ofrecida por los Copríncipes en el mismo sitio, el Andorra Park Hotel.

Mañana los Reyes llevarán a cabo una agenda con un tono más cultural, sin faltar, por supuesto, su visita y encuentro con representantes de la colectividad española que reside en Andorra.