El Rey Felipe habla "de corazón" tras su visita al hospital de emergencia de Ifema: "Es un símbolo, ejemplo de verdadero esfuerzo, sacrificio y superación".


Sin aviso y casi por sorpresa, el Rey Felipe ha acudido hoy al recinto de Ifema, donde se ha levantado en solo unos días un hospital de emergencia para atender a los enfermos por coronavirus. Allí ha recorrido sus instalaciones y ha conocido de primera mano la labor de los sanitarios y de los efectivos que han logrado ponerlo en pie. Al término de su visita por los pabellones, que ha durado algo más de una hora, el monarca se ha dirigido a los presentes, entre los que se encontraban los ministros de Sanidad y Defensa, el alcalde de Madrid, el director de este nuevo hospital y el responsable del recinto ferial.

Para ello se ha quitado la mascarilla con la que se ha protegido, no así los guantes, y se ha dirigido a todos con unas palabras de reconocimiento y ánimo. El tono era notablemente distinto al de su mensaje televisado del pasado 18 de marzo. Mucho más natural y con la voz grave, pausada, haciendo hincapié en que hablaba «de corazón«. Ha vuelto a valorar el esfuerzo común y hasta denotaba una cierta emoción al compartir este mensaje. En definitiva, una cara más ‘humana’ en un momento complicado. Aquí puedes ver (y leer) su discurso íntegro.

«Gracias por esta oportunidad de venir hoy aquí a Ifema. He venido sobre todo para conocer y dar testimonio de este extraordinario trabajo, para felicitaros, daros la enhorabuena y las gracias por esta obra ejemplar. Con lo que se ha hecho y se seguirá haciendo, con vuestra capacidad y también vuestra actitud, representáis de una manera nítida el esfuerzo titánico que se está haciendo en muchos lugares de España para curar, pero también para ayudar de muchas maneras muy diferentes a tantos miles de ciudadanos que lo necesitan de una manera urgente. Y lo necesitan también con algo muy importante, que es la esperanza. Hoy este hospital de Ifema es un auténtico símbolo de lo que somos capaces de hacer cuando trabajamos juntos por un fin común.

Este hospital se ha levantado aquí en un tiempo récord, porque el Gobierno, la Comunidad Autónoma, el Ayuntamiento de Madrid, junto a Ifema, junto al sector privada, empresas de proveedores, instituciones como Fuerzas Armadas, Servicios de Emergencia, que han sido capaces de unirse y que han trabajado codo con codo. Estoy seguro que todos vuestros compañeros lo han hecho siendo profesionales, pero también pensando mucho en cada persona que está afectada, que ha perdido un familiar y que está pasándolo muy mal y que está trabajando en unas condiciones muy difíciles.

España ha demostrado a lo largo de los años que cuando todos trabajamos juntos por un objetivo común, somos capaces de vencer las dificultades por serias y graves que sean. Pues estas lo son, y de una manera muy muy dramática. Quizás sean las más graves de nuestro tiempo.

Este hospital de Ifema realmente nos anima, es un verdadero orgullo para todos. Pasará a la historia. Seguro que será una de esas imágenes que todos recordaremos y guardaremos en nuestra memoria como un verdadero ejemplo de verdadero esfuerzo, sacrificio y superación. Enhorabuena y gracias, lo digo de corazón. Este lugar es ya desde hace unos días fuente de esperanza. No solo para los enfermos, que aquí serán bien atendidos. No solo para los centros hospitalarios de Madrid, que se verán aliviados en su batalla diaria tan intensa y heroica, sino también para la moral de toda España. En nuestra voluntad común de vencer al virus, de superar su mayor impacto y de recuperar cuanto antes y, aun más unidos, nuestros proyectos de vida, nuestra economía y nuestro bienestar. Muchas gracias a todos y continuemos juntos esta excelente labor. Muchas gracias».

A continuación, también puedes ver en detalle la visita del Rey Felipe por el hospital de emergencia de Ifema: