En los próximos días y durante un mes, la Reina Letizia no se separará de su maleta. La consorte real, al igual que hará su marido, tiene agendado por delante numerosos viajes oficiales, alguno de ellos de especial importancia familiar y también institucional como representante de la corona que son. El primero, en Asturias, su tierra, donde su hija, la princesa Leonor, tendrá un papel destacado, robándole protagonismo incluso a su madre.

Las infantas, juntas en el funeral en el que echamos en falta a la Reina Letizia

9A Letizia le espera un mes cargado de viajes

8Oviedo, la primera parada

La primera parada que le espera a la Reina Letizia será en Oviedo, donde ya se encuentra, lista para dar comienzo a los Premios Princesa de Asturias, los primeros presididos por su hija, la princesa Leonor. Le esperan por delante conciertos, visitas oficiales, encuentros con los premiados, los premios propiamente dichos y el tradicional posado en el pueblo ejemplar. No parará en los próximos 4 días, comenzando este jueves y terminando el próximo sábado.

7A casa a preparar de nuevo la maleta

Una vez terminados sus compromisos en Asturias, la Reina Letizia y su familia hará de nuevo las maletas para regresar a Madrid. Tendrán seguramente actos en palacio durante los próximos días, pero no muchos, dado que deben pensar rápido para idear su próximo vuelo, programado para el martes 22 de octubre.

El plan secreto de la Reina Letizia y sus hijas tras el desfile

6Los Reyes se codean con los royals en Japón

La presencia de la Reina Letizia en Japón aún no ha sido confirmada, como sí ha sucedido con su marido, el Rey Felipe, pero se espera que la consorte real le acompañe en tan importante viaje. Estarán dos días, 22 y 23 de octubre, en suelo nipón, donde asistirán a la coronación del emperador Naruhito de Japón. Una cita en la que coincidirán con líderes políticos de todo el mundo y miembros de las familias reales más importantes de Europa.

5Una oportunidad de ponerse sus grandes galas

En los actos que están previstos para celebrar la coronación del nuevo emperador de Japón, se incluye una cena de gala. Una oportunidad única para que la Reina Letizia y sus homólogas europeas se reten en un nuevo duelo de estilo, con vestidos de largo y tiaras como sus principales armas para ganar la batalla.

4Cuba, el eterno viaje cancelado

Casa Real aún no ha confirmado nada de manera oficial, pero por ellos lo ha hecho el ministro de Exteriores, Josep Borrell, en conversación con un periodista corresponsal en La Habana. El ministro ha confirmado que el viaje a Cuba, que se ha cancelado hasta en tres ocasiones, finalmente tendrá lugar el próximo 11 de noviembre. Es decir, al día siguiente de las elecciones nacionales en España del 10 de noviembre.

3Muchas incógnitas sin resolver

Como la confirmación ha llegado de la mano del ministro de Exteriores y no de forma oficial por el departamento de comunicación de Casa Real, queda por desvelarse cuántos días durará el viaje a Cuba y cuál será su cometido principal en su destino, aunque se sabe que el objetivo final es establecer lazos con el país, como ya hizo en 1999 el Rey don Juan Carlos.

2La maleta de Letizia, una tarea importante

Más allá de las cuestiones institucionales que el Rey Felipe y la Reina Letizia llevarán a acabo en sus distintos destinos, la maleta de la consorte es una cuestión relevante a tener en cuenta. En Asturias las miradas siempre están puestas en sus estilismos, como así sucederá en Japón, donde se batirá en duelo con las otras princesas y reinas europeas. En Tokio, por su parte, seguramente rescatará el vestido de Asos con aires nipones que tanto le gusta usar ahora, pero deberá estudiar con mucho mimo qué mete en su maleta, todas las veces que debe hacerla en las próximas 3 semanas.

1Tendrán que afrontar el molesto jet lag

El jet lag, también conocido como el trastorno de desfase horario, será uno de sus principales problemas tras tantos viajes a lugares tan distantes de España. Respecto a Japón hay 7 horas de diferencia, mientras que a Cuba hay seis horas. Esto les obligará a tener que adaptarse una y otra vez al horario cuando aterricen en su destino, dificultando su descanso y concentración. Mucho trajín les espera a la Reina Letizia y el Rey Felipe.