La Reina Letizia disculpa la ausencia del Rey Felipe durante su discurso y sorprende hablando en un valenciano bastante bueno.


La Reina Letizia ha presidido esta mañana los Premios Rei Jaume I en Valencia. Un evento de gran calado para el que ha tenido que acudir forzosamente en solitario, debido a la cuarentena preventiva del Rey Felipe tras haber estado en contacto con un positivo por coronavirus. Aunque la prueba realizada el pasado viernes dio negativo, según informó la Casa Real, el monarca tiene que cumplir con los 10 días preceptivos que recomiendan las normas sanitarias. Así pues, Letizia ha acaparado todo el interés en la ciudad mediterránea. Allí ha hecho entrega de los galardones y también ha ofrecido un discurso.

Por supuesto, ha comenzado disculpando al Rey Felipe: «Ya se imaginarán que el deseo del Rey era poder estar hoy aquí con todos nosotros. Me pide que les transmita su cariño especial por unos premios que lleva tantos años admirando y apoyando por su excelencia y su proyección internacional. Y, claro, os felicita de corazón, queridos premiados. Sois el ejemplo de cómo la investigación, la ciencia, la tecnología y el emprendimiento son, en gran medida, el modo que nos dota, como sociedad, de las herramientas imprescindibles para afrontar desafíos como los que la pandemia nos ha puesto encima de la mesa».

A continuación, la Reina ha proseguido con unas palabras en valenciano: «I en aquesta Llotja de Mercaders, en un entorn on la història ens recorda la puixança d’una comunitat, la valenciana, que sempre mira al futur, rebeu un reconoixement que ens inspira i que ens ajuda a tindre confiança». Después de glosar los méritos de cada uno de los premiados, Doña Letizia se ha despedido y dado las gracias de nuevo en la lengua de la región, una de las cinco oficiales de España.

Casa de S.M. el Rey.

Con ello la Reina demuestra su buena mano con los idiomas. Hace unos días inauguraba, también en solitario, una importante cumbre del Turismo en Sevilla, para la que pronunciaba unos párrafos en inglés. En esta ocasión ha mostrado su respeto y cortesía por la lengua local, en una tradición que siguen todos los miembros de la Familia Real. Su hija mayor, la Princesa Leonor, se estrenó hablando en catalán, otra de las lenguas oficiales, durante los Premios Princesa de Girona del año pasado. El Rey Felipe ha hecho gala a lo largo del tiempo de su dominio de todos ellos: gallego, catalán, euskera, valenciano y aranés.