Con el paso de los años, la Reina Letizia ha visto cómo su papel institucional ha ido ‘in crescendo’ al igual que sus defensores y sus detractores. Pero lo cierto es que de un tiempo a esta parte y en vista de la imagen de su hija la Princesa Leonor, con una agenda que cada vez tiene más actos oficiales, se ha convertido en una dura competidora para la Reina, uno de sus espejos en el que mirarse.

El peor look de Letizia en mucho tiempo y todo por culpa de una falda

14Leonor pone en pie al auditorio en los Premios Princesa de Girona

Su debut en la pasada edición de los Premios Princesa de Asturias fue todo un éxito. Leonor aprobó con nota desde su llegada a Oviedo donde en todo momento contó con el apoyo de sus padres y el resto de asturianos. Semanas después y en plena vorágine política en Cataluña, la Princesa puso en pie al auditorio que acudió a la entrega de los Premios Princesa de Girona en su décimo aniversario

13Doña Letizia criticada en Cataluña

A diferencia de su hija, doña Letizia aún está remontando tras su sonada ausencia en las horas posteriores a los atentados de Barcelona que asolaron la ciudad condal en el verano de 2017. Tras el estupor inicial al ver a don Felipe junto al resto de autoridades y personalidades en el homenaje a las víctimas, la Reina llegó dos días después a Barcelona para visitar a los heridos y mostrar su apoyo a la ciudad.

12Una alumna aventajada en cuanto a su papel oficial

Leonor es una alumna aventajada, no solo en el colegio, si no también en cuanto a su papel oficial. Aunque especialmente doña Letizia ha apostado porque sus hijas lleven una vida lo más acorde a los niños de su edad, lo cierto es que el papel de Leonor como heredera es algo que se ha cuidado con mimo y que, ahora, a sus catorce años, está dejando claro que domina.

Las redes estallan al conocer el falso sueldo de la Princesa Leonor

11De periodista a Princesa

Sin embargo, y a pesar de todas sus cualidades destacadas en su momento por quienes fueron sus jefes en los distintos medios de comunicación en los que trabajó, y ya en su pedida de mano repetidas por don Felipe, Letizia tuvo que poner gran empeño y trabajar duro para implementar su aprendizaje como Princesa de Asturias.

10Leonor habla más idiomas que su progenitora

Uno de los puntos fuertes en los que, por lo general, la mayor parte de los padres trabaja, es en el aprendizaje de idiomas. Don Felipe y Doña Letizia no iban a ser menos, y así, sus hijas no solo hablan castellano a la perfección, si no también las distintas lenguas cooficiales del país, como el catalán.Inglés, francés y hasta árabe, son algunos de los idiomas que también habla con fluidez la Princesa de Asturias.

Las risas del Rey Felipe y Leonor en un taller de emprendimiento

9Letizia, aplicada en su camino al trono

No ocurrió así en su momento con doña Letizia. A su llegada a la Familia Real, los idiomas fueron uno de los puntos a tratar, y aunque el inglés es quizá el idioma en el que se siente más cómoda, lo cierto es que por cortesía al lugar que visita, la Reina no duda en hacer un guiño en sus discursos en la lengua del país o cuidad en el que se encuentra.

8Doña Leonor muy querida por todos

Verla crecer ha hecho quizá que se tome a doña Leonor como una persona muy cercana y con ese aire de campechanía que emana su abuelo don Juan Carlos, aunque aún se la ve encorsetada en sus apariciones, sabedora de estar bajo la lupa. Aún así, la Princesa se ha convertido en uno de los miembros de la Familia Real más queridos de los últimos tiempos tras sus abuelos y su padre.

7La Reina tiene seguidores y detractores a partes iguales

Doña Letizia sin embargo, sigue ‘sufriendo’ las críticas de sus detractores. Aunque es cierto que desde el debut de su hija mayor, parece que la reina se está mostrando también más cercana, ganándose el favor y el cariño de casi todos. Quizá en estas últimas semanas es el orgullo de madre el que está pudiendo a la regia razón.

6Amantes del deporte

Aunque Leonor puede aventajar a su madre en ciertos aspectos protocolarios, lo cierto es que fuera de la agenda oficial, madre e hija comparten a partes iguales, su amor por el deporte, la naturaleza, los animales y cómo no, las artes. El cine y el ballet son dos de las actividades que comparte la Reina con sus hijas, y a cuyos planes a veces también se apunta doña Sofía.

5Los estilismos, el talón de Aquiles de ambas

Los estilismos de la Princesa de Asturias y su hermana no han sido alabados precisamente, en especial, en los que se refiere a sus apariciones oficiales. Y es que los vestidos, abrigos y complementos, no siempre han sido del agrado de los expertos. A pesar de que doña Letizia ha apostado siempre por moda española, los looks de las niñas han sido siempre demasiado clásicos y nada acordes a los tiempos que corren.

4Se responsabiliza de esto a doña Letizia

Al igual que ocurrió en sus comienzos cuando al parecer doña Letizia quería imponer su estilo en su vestidor, las críticas a los estilismos de sus hijas le hacen responsable de manera directa. Algo que queda en el aire comparándolo con la más que evidente evolución de su propio fondo de armario, gracias a la aparición de Eva Fernández en su vida.

3De lo clásico a lo juvenil para actos oficiales

Lo cierto es que de un tiempo a esta parte, el armario de Leonor y Sofía también ha sufrido un cambio, quizá acorde también a sus edades. Sus vestidos han ido pasando de niñas clásicas con un simple aprobado, a unos estilismos más juveniles donde los vestidos sencillos conjuntados con abrigos han sido todo un acierto en sus últimas apariciones oficiales.

2Un estilo casual de sobresaliente

Lo que sí es cierto es que el estilo casual que siempre ha reinado en los armarios de la Princesa de Asturias y de su hermana la Infanta Sofía, se podría calificar de ‘sobresaliente’. Vaqueros, bailarinas, parkas o camisas fluídas son todo un acierto para esas ‘tardes de chicas’ que comparten las dos hermanas con la Reina.

1Doña Letizia también ha encontrado su mejor versión

La Reina tiene unas duras competidoras en sus hijas que poco a poco van encontrando su sitio en todos los sentidos. Además de con la llegada de su estilista, Eva Fernández, doña Letizia también ha dado un giro radical a su vestuario y ahora es frecuente que luzca ese toque chic que ha llegado para quedarse, tanto en sus actos oficiales como en su día a día.