¿Por qué nadie quiere comprar el Fortuna, el yate del rey Juan Carlos?

El que fuera yate del recreo de la Familia Real está a la venta desde hace un año por 3,9 millones. Pero no aparece comprador.

Durante años, los miembros de la Familia Real disfrutaron de sus veranos en Mallorca a bordo del Fortuna, el yate de recreo de don Juan Carlos. Un barco al que el monarca renunció en 2013 y que ahora se vende por 3,9 millones de euros. Un precio muy por debajo de los 18 millones de euros que costó su construcción, en 2000. A pesar de este precio «de ganga», nadie se ha interesado por él a lo largo del año que lleva a la venta.

La infanta Pilar, ingresada en Mallorca durante sus vacaciones

8Han rebajado su precio de venta

El mítico barco de don Juan Carlos, el Fortuna, tiene colgado el cartel de «se vende» desde hace un año. La empresa Balearia, que es propietaria de la embarcación, ha rebajado su precio de los 5 millones euros iniciales a 3,9 millones. Después de tan importante rebaja no ha surgido ningún comprador interesado.

El monumental zasca de María Patiño contra el rey Juan Carlos

7«El yate más rápido del mundo»

El anuncio que vende el Fortuna detalla todas las características de la nave, que define como “el yate más rápido del mundo”. Y es que el barco se impulsa con tres motores de turbina de gas Rolls Royce capaces de hacerle surcar el mar a una velocidad máxima de 130 kilómetros por hora, con unos tanques de combustible de 45.000 litros. El yate tiene capacidad para alojar a ocho personas durante la noche en cuatro cabinas diferenciadas y a seis miembros de la tripulación “para garantizar una experiencia de yate de lujo relajada”, tal y como especifica el anuncio.

Don Juan Carlos abandona el hospital: ‘Tengo cañerías y tuberías nuevas’

6Un regalo del gobierno balear y magnates del sector hotelero

El Fortuna fue un regalo que hizo el gobierno balear a don Juan Carlos. Fue encargado en el año 2000, después de que un grupo de empresarios de Baleares se propusieran hacer un obsequio al monarca que, de alguna manera, fidelizara las visitas del rey y su familia a Mallorca. Los principales promotores de este lujoso ‘regalo real’ fueron Gabriel Barceló y Gabriel Escarrer -de las cadenas hoteleras Barceló y Meliá-, Miguel Fluxá, propietario del grupo Iberostar y el magnate de la prensa Pedro Serra. Todos ellos abonaron 16 millones de euros para pagar los costes de construcción. Los otros dos millones restantes los puso el Gobierno balear, que entonces lideraba el exministro del PP, Jaume Matas.

En pareja: la reina Letizia y la princesa Leonor visitan a don Juan Carlos

5El Fortuna fue donado a Patrimonio Nacional para uso y disfrute de los Borbones

Una vez reunido el dinero por parte de los empresarios más poderosos de la isla, el arquitecto de yates Tommaso Spadolini se encargó de crearlo. Y Celeste Dell’Ana diseñó los interiores. Terminado, el yate se donó a Patrimonio Nacional a través de la Fundación Turística y Cultural. La única condición que pusieron es que fuera utilizada por la familia real durante sus vacaciones de verano en Mallorca.

Don Juan Carlos mantiene en pie su agenda privada a pesar de su operación de corazón

4El barco que ha reunido a la Familia Real en sus veranos en Mallorca

El Fortuna es parte imborrable de la memoria colectiva de nuestro país. Verano tras verano hemos visto a don Juan Carlos y doña Sofía surcar las aguas del Mediterráneo en compañía de sus hijos. En esta embarcación han pasado veranos verdaderamente inolvidables los nietos del rey emérito, en especial los mayores: Froilán, Victoria Federica, Pablo Nicolás, Juan Valentín.

Don Juan Carlos: los grandes progresos cinco días después de su operación

3El Fortuna también recibió a personalidades y amigos de los reyes

Pero la nave no solo ha sido un refugio para la Familia Real. También ha servido para que los reyes eméritos recibieran a familiares y amigos, así como a numerosas personalidades: desde Bill y Hillary Clinton a Carlos de Inglaterra y Lady Di (éstos disfrutaron del primer Fortuna, un barco que regaló el rey Fahd de Arabia Saudí a don Juan Carlos en 1979).

Felipe sorprende con su ‘look’ en su última visita a don Juan Carlos

2El yate ha sido rebautizado como Foners

Don Juan Carlos renunció al Fortuna y lo devolvió a Patrimonio Nacional en mayo de 2013. Los magnates que pagaron su construcción, -cuyo diseño corrió a cargo del arquitecto Tommaso Spadolini- reclamaron su vuelta a la fundación, que lo puso en venta por 10 millones de euros. Un año más tarde (en julio de 2014), la naviera propiedad del exministro Abel Matutes adquirió la embarcación, por la que pagó 2,2 millones de euros. En la actualidad, la naviera Balearia la tiene a la venta y la ha rebautizado como «Foners». El cambio de nombre ha respetado la «F» inicial para poder mantener la cubertería del yate.

El motivo por el que todos visitan a don Juan Carlos en solitario

1El mar, la gran pasión de don Juan Carlos

A la espera de que aparezca un comprador interesado en quedarse con el Fortuna, el «se vende» sigue encabezando el anuncio de la embarcación, que ha brindado al rey emérito grandes momentos de su vida con las personas a las que más quiere.

La visita más esperada: Leonor y Sofía ven a don Juan Carlos en el hospital

Así es Miguel Urdangarin: el hijo más desconocido de la Infanta Cristina