La reina Sofía ha lucido una pieza muy significativa en su reaparición después de que el rey Juan Carlos comunicara que deja España.


«El rey Juan Carlos se va de España». Este titular corrió como la pólvora este lunes cuando la Casa Real confirmó que el Rey Emérito había tomado la decisión de dejar de forma temporal el país que había reinado durante décadas. Inevitablemente todas las miradas se posaron en su esposa, la reina Sofía, quien fue fotografiada este miércoles en Mallorca mientras realizaba algunas compras junto a su hermana Irene. Era la primera vez que se la veía desde que se produjera este histórico momento, por lo que su imagen, a buen seguro, iba a ir cargada de mensajes. Así ha sido. La madre del don Felipe VI ha lucido en su mano su anillo de matrimonio, un detalle que llamó poderosamente la atención cuando la levantó para saludar a los paparazzis apostados en el lugar.

Un claro apoyo hacia el rey Juan Carlos en plena tormenta mediática. Si bien en los últimos meses ha copado titulares por asuntos relacionados con la Justicia que en absoluto le beneficiaban, con este gesto la reina Sofía le ha brindado su apoyo, aunque sea desde la distancia. Algo sorprendente si se tiene en cuenta que en los últimos años se llegaba a asegurar que hacían vidas por separado, lo cual se hacía oficial con la salida de don Juan Carlos de España. Y es que la decisión del Emérito es, en cierto modo, la demostración ‘oficial’ de una separación que llevaba tiempo siendo evidente. En lo sentimental estaban distanciados desde hace varios años, y aunque ambos han mantenido su residencia en La Zarzuela utilizaban habitaciones separadas. Bien lo dijo Carmen Rigalt a SEMANA: «No son dos novios tiernos. Lo suyo no es el ‘contigo pan y cebolla». Si estuvieran unidos lo normal sería que ella lo acompañara a ese destino sobre el que tanto se está especulando en las últimas horas.

Aunque la reina Sofía no se ha pronunciado al respecto, lo cierto es que en el comunicado que emitió la Casa Real no se hacía mención a su persona en ningún momento a lo largo de todo el escrito. Ella es una pieza fundamental para la Monarquía y, a pesar de los últimos escándalos en los que se ha podido ver envuelto su esposo, la intención de ella es la de seguir desempeñando sus quehaceres como hasta ahora. Tanto es así que meses antes de que el Rey Juan Carlos decidiera jubilarse era habitual ver a ambos sonreír, compartir confidencias e incluso que doña Sofía se convirtiera en su principal apoyo cuando tenía que ser intervenido. Hechos que tuvieron lugar sin ir más lejos el pasado año.

reina Sofía

Será estos días cuando la Reina se reencuentre con la Familia Real, aunque todavía existen muchas incógnitas sobre el ‘modus operandi’ con el que conseguirá reunirse con los suyos. De hecho, más de un medio local desde Mallorca asegura que no existirá el posado como tal, sin embargo, se desconoce cuál será la fórmula para que los medios de comunicación tengan acceso a una estampa similar en tiempos de COVID.