A través de las redes sociales, la sobrina de la Reina Letizia ha compartido su dolor por el fallecimiento de su bisabuela.


Este martes nos ha sorprendido a todos la muerte de Menchu Álvarez del Valle. La abuela de la Reina Letizia ha fallecido a los 93 años, dejando huérfanos a los miembros del clan Ortiz. Apenas unas horas después de conocer su pérdida, una de sus bisnietas, Carla Vigo, ha compartido su dolor por tan dura pérdida en las redes sociales. Y lo ha hecho de una manera bastante peculiar…

En vez de publicar un mensaje o unas palabras de despedida, que suele ser lo habitual cuando se pierde a un ser querido, la hija de la desaparecida Érika Ortiz, nieta a su vez de Jesús Ortiz, hijo mayor de la asturiana, ha publicado en su perfil de Instagram los mensajes que ha recibido tras darse a conocer la triste noticia.

Instagram

«Te quiero, amiga. Siempre vivirá en vosotros«, le escribe un amigo a través de Stories junto a una foto con Carla. En otro de los mensajes de condolencias que le han enviado se puede leer: «Un abrazo enorme, pequeña«. Sus allegados saben que es un día doloroso y por eso han querido arroparla con palabras de afecto. «Estoy contigo hoy y siempre, nunca lo olvides. Te quiero, amiga«, le ha enviado otra de sus íntimas.

Un difícil momento para el clan Ortiz

Carla, que se maneja muy bien en las redes sociales -donde la siguen más de 20.000 seguidores- suele usar esta plataforma para hacer partícipes a sus ‘followers’ de su día a día. En esta ocasión no ha sido diferente y, de un modo muy sutil, ha dejado constancia del momento que atraviesa.

Instagram

Hace apenas dos semanas teníamos noticias de Carla Vigo tras sufrir un aparatoso accidente doméstico que le provocó un esguince. «Es verdad que soy muy torpe, me caí con un escaloncico de nada», decía.

Un funeral sin flores y en la más estricta intimidad

De momento, la joven no se ha pronunciado sobre el funeral de su bisabuela, que se celebrará este miércoles en la localidad asturiana de Ribadesella. Su funeral, por expreso deseo de ella, tendrá lugar en la más estricta intimidad y sin flores. Su cuerpo descansará en el cementerio de El Carmen, donde también descansan también los restos de su marido, José Luis Ortiz, y de su hija Cristina Ortiz.