Irene Urdangarin está viviendo la interrupción de la relación matrimonial entre su padre, Iñaki Urdangarin, y su madre, la Infanta Cristina, en Ginebra. La joven sigue centrada en sus estudios, mientras que la polémica entre sus padres sigue provocando titulares en todos los medios de comunicación, tanto en los nacionales como en los internacionales. Ella no ha reaparecido, a diferencia de sus hermanos mayores, Juan Valentín y Pablo Urdangarin, que han hablado con naturalidad de lo que está ocurriendo.

La hija pequeña de Iñaki y Cristina sigue acudiendo a su colegio cada día en Ginebra, por lo que es la única que está al lado de su madre en estos momentos tan delicados para ella. Irene está matriculada en la Escuela Internacional de Ginebra, conocida como Ecolint, y que está situada en el campos de Grande Boissiere. Nada tiene que envidiar al internado en el que está haciendo su prima, la Princesa Leonor, el Bachillerato en Gales, ya que el de Irene está considerado como uno de los 20 colegios mejores del mundo.

Irene Urdangarin está instalada en Ginebra desde 2013, año en el que sus padres decidieron dar el paso de salir de España. Hay que recordar que Iñaki y Cristina estaban inmersos en un proceso judicial por el caso Noos. Allí sus hijos comenzaron una nueva vida, fuera de nuestro país. Mientras sus hermanos mayores han tomado diferentes caminos, ella todavía tiene que acabar los años escolares antes de decidir qué futuro quiere.

Irene Urdangarin acude a un colegio muy prestigioso en Ginebra

Infanta Cristina hija
© Gtres.

Tal y como detallan desde la página web del colegio, este centro escolar fue fundado en 1924. Como el mejor colegio internacional, Ecolint ha estado educando para un mundo mejor desde entonces. Tiene tres campus en Ginebra, la Grande Boissiere, la Châtaigneraie y el Campus des Nations. Es el primero de ellos en el que está estudiando la hija de Iñaki y la Infanta Cristina.

Como su prima Leonor, Irene está estudiando el primer curso de Bachillerato y sus padres han tenido que pagar la cantidad de 34.000 euros para que su hija esté en este centro durante este año. Y pagarán lo mismo el próximo año cuando haga 2º de Bachillerato, por lo que sus padres harán una inversión de 68.000 euros por la educación de Irene.

Un colegio elitista con todas las comodidades

Este centro escolar no solo tiene tres campus, sino que todos ellos cuentan con instalaciones impresionantes. Además de una educación increíble, el colegio tiene instalaciones deportivas increíbles, también tiene laboratorios para algunas de las asignaturas impartidas y también tiene una larga lista de actividades extraescolares.

Un colegio que tiene tantas comodidades como el de su prima. Leonor, a diferencia de Irene, se ha tenido que trasladar hasta Gales para estudiar en un colegio de prestigio. Allí tiene que estar internada, algo que no tiene que hacer la hija de Iñaki e Cristina, que tiene el colegio a pocos metros de su residencia en Ginebra.