La Infanta Sofía da la sorpresa con cinco puntos en la rodilla tras una caída en Marivent en el primer acto oficial de la Familia Real en sus vacaciones en Mallorca.


Los Reyes Felipe y Letizia  hoy han dado comienzo oficialmente a sus vacaciones en Mallorca acompañados por sus dos hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía. Y ha sido para visitar la localidad de Petra, en el interior de la isla. La menor ha dado la sorpresa caminando con una muleta tras sufrir una lesión en la rodilla, que llevaba vendada, y también se apoyaba en su hermana Leonor para dar sus pasos. Nos indican que ayer se dio un golpe tras caerse en Marivent y que ha necesitado de cinco puntos de sutura. Aunque a Sofía le habían recomendado guardar reposo, al parecer ha insistido en cumplir con su primera tarea en la isla y no se ha perdido esta excursión. Además ha tenido en su hermana Leonor a su más fiel asistente, siempre ayudándola a caminar y subir escaleras.

Sustos aparte, para ellos no será un verano al uso; no habrá paseos relajados y jornadas en el mar, al menos de cara al público. El Rey y su familia pretenden seguir en la línea de los últimos meses tan complicados a causa de la pandemia del coronavirus y aplicar una máxima: trabajo, trabajo y trabajo.

La Familia Real aterrizó en Mallorca la tarde del pasado viernes 7 de agosto, en medio del revuelo mediático provocado por el anuncio de la marcha fuera de España del Rey Juan Carlos y las elucubraciones sobre su destino. Apenas se les pudo ver más allá de los cristales del vehículo, conducido por el propio monarca, que les trasladó desde el aeropuerto hasta su residencia en el palacio de Marivent. Solo el Rey y la Princesa de Asturias, sentada delante y con la ventanilla bajada, saludaron con la mano a los medios presentes. Atrás iban la Reina Letizia y la Infanta Sofía. El fin de semana se desarrolló completamente de puertas para adentro y no han trascendido salidas. Por cierto, en las dependencias se encontraba ya desde hacía más de una semana la Reina Sofía.

Los Reyes y sus hijas permanecerán en la isla balear hasta el próximo día 18 de agosto, según ha comunicado la Casa Real. En medio tienen programados un gran número de compromisos. Por supuesto que habrá días en blanco, pero la agenda  viene bastante cargada y ha comenzado esta misma mañana con Don Felipe iniciando sus actividades en solitario al mantener diversas audiencias con las autoridades baleares en el palacio de La Almudaina.

Ya por la tarde ha ‘debutado’ la Familia Real al completo, desplazándose a Petra, situada en la comarca de la Pla de Mallorca. Han acudido a este pequeño municipio para rendir homenaje a uno de sus más ilustres paisanos, Fray Junípero Serra, un fraile franciscano del siglo XVIII cuya figura es fundamental en la fundación de las famosas misiones de California, que fue canonizado en 2015 por el Papa Francisco. Los Reyes y sus hijas han visitado su casa natal, su museo y su convento, acompañados también por la presidenta de Baleares, Francina Armengol; y la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celáa, entre otras autoridades.

En el museo se les ha entregado como obsequio un lote de productos naturales de la comarca del Pla de Mallorca, entre ellos sus afamadas almendras.

Mañana martes, a mediodía, nos volvemos a encontrar con los cuatro miembros de la Familia Real, que visitará el proyecto socio educativo Naüm, en el barrio de Son Roca (Palma).

Así pues, la estancia de la Familia Real en la isla va a ser una suerte de continuación de la larga gira que les ha llevado a los Reyes por toda España desde el pasado 23 de junio, empezando en las Islas Canarias, y cerrando el pasado 30 de julio en Oviedo (Asturias). De hecho, la segunda parada de este tour recaló en Baleares. Este agosto repiten visita de trabajo en el marco sus vacaciones más atípicas de la historia. Los Reyes seguirán manteniendo reuniones y contactos con diversos sectores de la sociedad y, además, viajarán entre las islas. El próximo jueves 13 de agosto está previsto que vayan a Menorca y la semana siguiente a Ibiza.