La Infanta Elena va a vivir una Semana Santa triste. La hermana del Rey Felipe despide este viernes a un gran amigo y no puede estar más devastada. Se trata de su amigo, José María Álvarez de Toledo, marido de su amiga íntima, Rita Allendesalazar. Este fallecía esta pasada semana en Segovia, tal y como publicaba ¡Hola! el pasado jueves. Y es que allí tenía una finca, en la que vivió sus últimos días de vida.

Es frecuente ver a la Infanta Elena en este lugar, ya que la increíble relación que mantiene con ellos le lleva a querer pasar tiempo con ellos. De hecho, hace unos días veíamos a la Infanta Elena y a Victoria Federica acudir a Valladolid en una cita de ámbito privado. Madre e hija podrían haber acudido para pasar tiempo con el ahora fallecido y su mujer, a la que la hermana del Rey está muy unida.

La Infanta Elena, el mejor apoyo de su amiga, Rita Allendesalazar

Infanta Elena amiga
© Gtres.

Esta unión ha hecho que la Infanta Elena haya tomado la decisión de estar junto a su amiga en estos momentos tan delicados para ella y se ha trasladado hasta Segovia. En el tanatorio de San Juan de la Cruz es donde se encuentran los restos mortales de Álvarez de Toledo estuvo este jueves la hija de Don Juan Carlos de Borbón para dar apoyo a su gran amiga.

El cuerpo será trasladado hasta la población de Muñopedro este viernes. Allí se celebrará la misa funeral y la Infanta Elena también podría estar presente en este acto.

Victoria Federica, devastada por la muerte del amigo de su madre

Victoria Federica también conocía a Álvarez de Toledo. Mantenía con su madre una relación muy cercana, por lo que también la tenía con ella. La joven no ha dudado en hacer público el dolor que ha sentido por esta pérdida y aunque no lo ha hecho de manera directa, ha compartido un texto sobre la muerte de un ser querido que no ha dejado indiferente a nadie.

«La muerte no es nada. San Agustín. La muerte no es nada. Yo solo me he ido a la habitación de al lado. Yo soy yo, tú eres tú. Lo que éramos el uno para el otro, lo seguimos siendo», empieza diciendo este texto atribuido a San Agustín. «Llámame por el nombre que me has llamado siempre, háblame como siempre lo has hecho. No lo hagas con un tono diferente, de manera solemne o triste. Siempre riéndote de lo que nos hacía reír juntos», sigue diciendo.

© Redes sociales.

«Que se pronuncie mi nombre en casa como siempre lo ha sido, sin énfasis ninguno, sin rastro de sombra. La vida es lo que siempre ha sido. El hilo no está cortado. ¿Por qué estaría yo fuera de tu mente, simplemente porque estoy fuera de tu vista? Te espero… No estoy lejos, justo del otro lado del camino… Ves, todo va bien. Volverás a encontrar mi corazón. Volverás a encontrar mi ternura acentuada. Enjuaga tus lágrimas y no llores si me amas», termina diciendo. No hay duda de que ha compartido este texto para consolarse. No están siendo buenos momentos para la familia, pero saben cómo superar este duro trance.

¿Dónde se dejaron ver hace unos meses la Infanta Elena y su amiga, Rita Allendesalazar?

Aunque son grandes amigas desde hace años, las vimos juntas durante el vídeo que se hizo viral cuando hicieron una viodellamada grupal durante el confinamiento e interpretando el himno de la pandemia en nuestro país, 'Resistiré'.