Iñaki Urdangarin ya está disfrutando de su segundo permiso penitenciario en familia, de nuevo, en Vitoria. Sabemos qué ha hecho para disfrutar de los suyos


Iñaki Urdangarin está sacando todo el partido a su permiso penitenciario de seis días. Por segunda vez, el juez de Vigilancia Penitenciaria ha permitido al marido de la infanta Cristina abandonar la prisión tras la autorización de Navidad. Así, el exjugador de balonmano ha organizado un plan perfecto para disfrutar de la mejor manera de sus horas en libertad: una comida en familia.

El primer permiso carcelario de Urdangarin llegó el pasado mes de diciembre. Y duró cuatro días. Y, al igual que en esta ocasión, el exatleta y su esposa han decidido aprovecharlo en Vitoria, la ciudad donde vive la familia del vasco.

El clan se ha reunido en The Bost, un restaurante de cocina mediterránea en el centro de la ciudad. Allí se han dado cita la infanta, Iñaki Urdangarin y su hija Irene. También han asistido sus hermanos, Míkel y Clara Urdangarin, así como la madre del exdeportista, Claire Liebaert Courtain.

No cabe duda de que últimamente el viento sopla a favor de Iñaki Urdangarin. En enero recibía con alegría la decisión del juez de ampliarle de dos a tres las salidas semanales de prisión viene disfrutando desde el pasado mes de septiembre para hacer labores de voluntariado en el Hogar Don Orione. Un centro de atención a personas con discapacidad ubicado en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón donde cada semana acude cada vez más sonriente.

Iñaki Urdangarin ha cumplido ya la cuarta parte de su condena de cinco años y diez meses que le impuso el Tribunal Supremo por corrupción en el caso Nóos. Lleva preso desde el 18 de junio de 2018. En mayo de 2022 cumplirá dos terceras partes de su condena. Será entonces cuando podrá solicitar la libertad condicional por adelantado y hacer realidad un objetivo muy soñado.