La Agencia Tributaria investiga los ingresos de La Zarzuela a una cuenta bancaria del rey emérito.


El rey Rey Juan Carlos  vuelve a ser noticia. La inspección que realiza la Agencia Tributaria al emérito por indicios de un presunto delito fiscal que investiga la Fiscalía del Tribunal Supremo sigue su curso. Esta entidad analiza la cuenta del padre de Felipe VI en la que la Casa del Rey le ingresaba su asignación anual de 198.845 euros. El objetivo de sus pesquisas es comprobar si esos pagos que establecían los Presupuestos Generales del Estado coinciden con los ingresos y retiradas de dinero efectuados en su cuenta por el monarca desde que abdicó en favor de su hijo.

Según publica el diario ‘El País, la Agencia Tributaria ha enviado al palacio de La Zarzuela dos requerimientos para que le facilite todos los pagos que la Casa del Rey ha hecho a Juan Carlos I desde su abdicación en junio de 2014 hasta 2018.

Casa Real ya ha facilitado a Hacienda los datos sobre los pagos realizados al emérito desde su abdicación

En esta investigación, la Fiscalía del TS no ha encontrado obstáculo para el desarrollo de sus funciones. Así, interventores y funcionarios de la Casa del Rey ya han facilitado la información requerida. Ya se ha facilitado a Hacienda la información relativa a los pagos realizados al rey emérito desde que renunciara a su papel como Jefe de Estado hasta la retirada de su asignación oficial en marzo de 2020.

Cabe destacar que la entrega de esta información es pública, ya que las asignaciones percibidas por la Casa Real figuran en los Presupuestos Generales del Estado. Se trata, pues, de un procedimiento administrativo con el que los inspectores de Hacienda desean aclarar la procedencia del dinero del rey emérito. En su caso, Casa Real figura como la entidad pagadora de Juan Carlos I, quien estuvo percibiendo una asignación anual desde que dejó el trono hasta que Felipe VI se la retiró en marzo de 2020.

De forma paralela, Hacienda investiga también otros ingresos menores que funcionarios de la Casa del Rey hicieron en la cuenta del rey emérito y por solicitud de este. Se trata, según adelanta ‘El País’, de “pequeñas cantidades para el pago de compras en tiendas” que el monarca solicitó que se liquidaran. Los inspectores quieren conocer el origen de ese dinero.

La Fiscalía del Tribunal Supremo aclara que no se trata de «un dictamen» o «petición de procesamiento»

Este viernes, la Fiscalía del Tribunal Supremo ha enviado un comunicado de prensa para aclarar los detalles de la investigación que está realizando. En él señala que «ya había informado anteriormente” de las tres diligencias de investigación que se siguen contra el don Juan Carlos. Asimismo, destacan que no se trata de “ante un dictamen, petición de procesamiento o conclusiones del fiscal». En estas diligencias, según reza el texto, «se detallan los posibles ilícitos que son objeto de investigación”. La nota también subraya:  “Resulta obvio que será precisamente el contenido de la respuesta que la autoridad requerida dé a la correspondiente comisión rogatoria lo que en su momento permitirá al fiscal confirmar o descartar esos indicios o incluso abrir otras vías de investigación”.

Gtres

La Fiscalía del Tribunal Supremo investiga, además, el origen de una casa situada en Londres, en el barrio de Belgravia, que podría haber sido un obsequio del sultán de Omán a Don Juan Carlos. El apartamento, reformado en agosto de 2015, se vendió más tarde por unos 50 millones de euros. El emérito no llegó a vivir o ocupar nunca la residencia, pero se investiga si recibió alguna cantidad por su venta.

El comunicado del abogado de Don Juan Carlos

Este viernes, el abogado de don Juan Carlos, Javier Sánchez Junco, ha emitido un comunicado en el que acusa a la Fiscalía del Tribunal Supremo de emitir un informe a las autoridades suizas que «contiene graves afirmaciones e imputaciones de conductas que se realizan, a nuestro juicio, sin apoyatura alguna y son carentes de la más mínima justificación». Considera que se le está juzgando sin fundamento y cree que se han olvidado de la presunción de inocencia al acusar a su cliente.

«Tales afirmaciones conculcan de manera evidente el principio de presunción de inocencia que ampara a todo ciudadano y se traslada a la opinión pública valoraciones y consideraciones que perjudican gravemente a S.M. El Rey D. Juan Carlos, que está sometido a una investigación por parte de la Fiscalía desde hace más de un año», dice el escrito del letrado, publicado por ‘El Mundo’. «Dicha Solicitud de Asistencia Judicial no es pública. Así pues, salvo las autoridades destinatarias de la misma, únicamente debería estar en conocimiento de la Fiscalía, cuyas actuaciones son reservadas, sin que nos conste hayan sido comunicadas a parte alguna», añaden.