Oviedo ha acogido el acto de entrega de los Premios Princesa de Asturias, que este año se han celebrado en el hotel La Reconquista, en vez del teatro Campoamor, debido a la pandemia.


Esta tarde, la Familia Real española ha sido protagonista de su gran cita con Asturias. El rey Felipe VI, junto con la Reina Letizia y sus hijas, han presidido el acto de entrega de los Premios Princesa de Asturias. Unos prestigiosos galardones que este año cumplen su 40 aniversario y que, por culpa de la pandemia del coronavirus, tienen lugar de manera extraordinaria en el Salón Covadonga del hotel La Reconquista y no en el teatro Campoamor, donde tradicionalmente se celebran.

«Ante la situación excepcional  generada por la pandemia de la Covid-19», tal y como ha señalado la Fundación Princesa de Asturias, y con el objetivo de «preservar la salud de las personas y minimizar el riesgo de contribución a la expansión del virus», el aforo de los premios se ha reducido considerablemente. De las 1.000 personas que entran en el teatro, este año solo un reducido grupo de personas recogerán de manera presencial su premio, que esta edición se lleva a cabo sin público en la sala.

Una ceremonia atípica y reducida por la crisis sanitaria del coronavirus

A pesar de los importantes cambios que se han realizado en el escenario y respecto a los invitados a la gala, ésta no se ha visto deslucida en absoluto. De que los premios no pierdan lustre se han encargado de manera muy especial los miembros de la Familia Real. Los soberanos y sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía han demostrado, una vez más, su compromiso con esta importante cita, cuya relevancia a nivel nacional e internacional está por encima del tamaño en sí de la ceremonia. Esta ha sufrido considerables modificaciones, pero la asistencia de los soberanos y sus hijas, además de la presencia incontestable de la Reina Sofía, ha hecho brillar la ceremonia, como cada año.

Robert Smith.

Los primeros invitados han empezado a llegar un poco antes del inicio de la ceremonia, prevista para las 18:30 horas. Los galardonados, entre ellos el piloto Carlos Sainz, (uno de los más puntuales), han accedido al hotel por el Patio de la Reina, el mismo por el que Sus Majestades los Reyes de España, la Princesa de Asturias, la Infanta Doña Sofia y Su Majestad la Reina Doña Sofia han accedido a las instalaciones. Allí le esperaba, como es tradición, la Real Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo. Letizia estaba espectacular con un vestido azul que ya ha usado en otras ocasiones.

Robert Smith / Limited Pictures

Minutos después de que los miembros de la Familia Real accedieran al interior del Salón Covadonga empezaron a sonar los primeros acordes del Himno Nacional, que ha interpretado la orquesta de la Universidad de Oviedo. A continuación han entrado algunos de los premiados: Cristina Fuentes, directora para Latinoamérica y de Proyectos Internacionales y María Sheila Cremaschi, directora para España de Hay Festival of Literature & Arts, Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades; Carlos Sainz, Premio Princesa de Asturias de los Deportes, Andrea Morricone, hijo de Ennio Morricone, Premio Princesa de Asturias de las Artes; Emmanuel Candés, Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica, y un grupo de 15 profesionales de distintos ámbitos de la sanidad, encargados de recoger el galardón a los sanitarios españoles que han luchado en primera línea contra el avance de la Covid-19 y que han sido reconocidos con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia.

El jurado de los premios, formado por 163 expertos

El jurado encargado de conceder los Premios Princesa de Asturias 2020, integrados por 163 expertos, celebraron sus reuniones telemáticas a lo largo del pasado mes de junio. Tras el estudio y deliberación de 265 candidaturas procedentes de 55 países, que han contado con el apoyo de más de 7.400 personas e instituciones de todo el mundo, han otorgado los premios a destacadas personalidades. Este año, ante la pandemia, la mayoría de los galardonados no ha podido trasladarse a Oviedo para recoger su reconocimiento, pero a todos ellos se les hará entrega de un diploma acreditativo, una escultura de Joan Miró, una insignia, y 50.000 €.

Según los estatutos, si un premiado no acude a recoger su galardón, solo se le hace entrega de un un diploma acreditativo y no recibe el resto de de la dotación. Pero en esta edición no será así, tal y como acordó la Fundación en una reunión extraordinaria el pasado abril. Todos los premiados, vayan o no vayan a la entrega en Oviedo, obtendrán su dotación completa.

 

Uno de los momentos más destacados de la ceremonia ha tenido lugar cuando la Princesa de Asturias ha pronunciado su discurso. Se trata del segundo que lee en estos premios. El año pasado debutó en ellos leyendo por primera vez en público. En esta ocasión ha vuelto a demostrar «el sentido de la responsabilidad» con el que asume su papel como Heredera al Trono. «Ha pasado un año desde que participé por primera vez es esta ceremonia y no voy a olvidar ese 18 de octubre de 2019. Por su significado y por todo el cariño que recibí. Estoy muy agradecida por ello», recordaba.

TVE

La futura monarca dedicaba unas palabras en recuerdo a los fallecidos a causa del coronavirus. «La pandemia que vivimos en España y en el resto del mundo ha alterado nuestra vida en muchos sentidos», proseguía. «Mi recuerdo más respetuoso es siempre para las personas que han fallecido a causa de la Covid-19 y para sus familias. Y también para quienes padecen ahora mismo la enfermedad», señalaba.

TVE

Después del discurso de la Heredera al Trono llegaba el turno del rey Felipe, quien ha recordado con especial cariño a su amigo, el millonario empresario Plácido Arango, fallecido el pasado mes de febrero a los 88 años. «Una gran persona y un gran amigo. Fue un extraordinario Presidente de la Fundación, de sólida cultura, gran inteligencia, sentido del humor, y profunda educación. Plácido tenía una capacidad para acompañar y aconsejar realmente admirables. Y estoy seguro, de que, en estos momentos, nos estaría dando un gran ejemplo de ánimo a todos para seguir adelante», decía.

GTRES

También pedía el esfuerzo de todos los españoles para hacer frente a la pandemia y a la crisis social y económica que lleva consigo. «Ahora, cuando tantas personas se han enfrentado y se siguen enfrentando a situaciones tan graves y complejas por la pandemia; cuando muchos ciudadanos sienten una gran incertidumbre y preocupación por su situación económica, es necesario que todos hagamos un gran esfuerzo colectivo, un gran esfuerzo nacional, de entendimiento y de concordia; y que mostremos toda nuestra energía, todo el talento de nuestra sociedad, toda la capacidad del Estado, y una voluntad y actitud inquebrantables y decididas de superación».