Europa Press.

La Familia Real se va de cena en Mallorca antes de la marcha de Leonor

Empieza la cuenta atrás para que la Princesa Leonor ponga rumbo a Gales para iniciar el bachillerato en un internado. Antes, eso sí, apura los días de vacaciones que le quedan. Anoche la Familia Real volvió a sorprender de cena en Palma, en la que seguramente sea ya su última salida de este verano en Mallorca.

En esta ocasión acudieron los Reyes Felipe  y Letizia y sus dos hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía. En la anterior cena les acompañó la Reina Sofía, en la que fue su primera aparición pública en la isla en estas vacaciones, además de la princesa Irene de Grecia y el matrimonio Fruchaud. El lugar elegido fue el restaurante El Txoco de Martín, propiedad del chef Martín Berasategui, cerca del paseo marítimo de la capital palmesana.

Gtres.

Una cena para cuatro a cuya salida dieron un breve paseo por la calle, ante la curiosidad de las personas que también estaban disfrutando de una calurosa noche de verano. Todos vestían de manera informal, como correspondía a un plan sin protocolos, y llamaron especialmente la atención las chicas.

Leonor y Sofía han dado el salto este verano y ya visten como dos adolescentes de pleno. Esta vez la heredera se atrevió un poco más, luciendo minifalda vaquera y top con escote Bardot, dejando los hombros al descubierto. Aunque ella suele decantarse por un estilo más clásico, parece que esta vez superó a su hermana en su lado más ‘cool’.

Toda la familia está arropando a la Princesa en estos últimos días que les quedan para compartir juntos. Al menos por una temporada. El próximo 30 de agosto Leonor comenzará sus clases en el UWC Atlantic College de Gales, por lo que se prevé que se desplace un poco antes a Reino Unido. Lo previsible es que la acompañen sus padres para instalarse y saludar a los responsables del centro. Así lo hizo Doña Sofía cuando el entonces Príncipe Felipe cursó un año en un internado de Canadá.

Gtres

Los Reyes y sus hijas han pasado alrededor de diez días en la isla balear. Muy pronto abandonarán el palacio de Marivent y regresarán a Madrid. Desde aquí se desconoce si este año aprovecharán para pasar unos días de vacaciones «privadas» en algún destino desconocido para el gran público.

Lo que está claro es que este último veraneo real nos ha dejado más salidas que nunca con sus hijas. Cada día más mayores e independientes, ahora se preparan para despedir a la primogénita, que empieza una nueva etapa crucial en su formación y en su vida.