La situación del matrimonio de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin está en el aire y pone sobre la mesa la posibilidad de un nuevo divorcio dentro de la realeza española.

Esta nunca ha sido una cuestión fácil para nuestra monarquía, donde el divorcio se ha visto como un oprobio para los valores católicos. Quizás por eso ha habido pocos divorcios en su seno (aunque seguramente no por ganas). Vamos a conocerlos todos y las consecuencias que tuvieron para sus (atrevidos) solicitantes.

eulalia de borbon

Para el primer divorcio de la historia de la Familia Real española nos tenemos que remontar a 1900, cuando Eulalia de Borbón, hija menor de la reina Isabel II, decidió separarse de su marido, su primo Antonio de Orleans y Borbón, duque de Galliera.

La pareja se casó en 1886 siguiendo un arreglo familiar y tuvo tres hijos, pero nunca funcionó. El carácter libre de ella (viajera, culta y feminista) le impidió continuar con un amor desgraciado y, estando en París, firmó su divorcio. En España no se aprobaría la Ley del Divorcio hasta la II República, y estuvo vigente de 1932 a 1939. No sería hasta 1981 cuando, ya en democracia, volvería a existir.

El caso es que el desafío presentado para el rey Alfonso XIII, su sobrino, fue mayúsculo. Este repudió a Eulalia por su conducta inmoral y egoísta ante un comportamiento nunca antes visto en la Familia Real española.

Hasta el punto fueron las desavenencias que en 1911 el monarca prohibió a su tía la entrada en España. Con el tiempo se reconciliarían y en 1922 la Infanta pudo regresar a nuestro país. Eulalia incluso publicó varias obras, entre ellas «Al hilo de la vida», hablando de la emancipación de la mujer, bajo el pseudónimo de condesa de Ávila.

rey alfonso XIII hijos

Lo más curioso es que, años después, serían algunos de los hijos del propio Alfonso XIII los que le darían más quebraderos de cabeza en este sentido. Para empezar, su primogénito, el Infante Alfonso de Borbón, quien se casó en dos ocasiones y las dos acabaron en divorcio. Su primera boda fue con Edelmira Sampedro, una mujer perteneciente a la alta burguesía cubana, hija de un industrial azucarero, pero que era plebeya. Y eso entonces era inconcebible.

alfonso de borbon, edelmira sampedro
Archivo Semana.

El príncipe heredero tuvo que renunciar a sus derechos dinásticos por amor para poder casarse, en Lausana (Suiza), el 21 de junio de 1933. Aunque el amor se acabó en 1937, con un divorcio.

El príncipe ‘destronado’ lo volvió a intentar contrayendo matrimonio por lo civil en julio de 1937 con otra cubana, Martha Esther Rocafort y Altuzarra, pero tampoco fue feliz. Ni un año duró el matrimonio, divorciándose en enero de 1938. Ese mismo año el hijo mayor de Alfonso XIII falleció en un accidente de tráfico en Miami, a los 31 años, al no recuperarse de las heridas por la hemofilia que padecía. No tuvo hijos.

BODA EMMANUELA DAMPIERRE Y JAIME DE BORBON
Archivo Semana.

El siguiente divorcio lo protagonizaría el segundo de los seis hijos de Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia: el Infante Don Jaime de Borbón. Este, que se quedó sordomudo tras una operación, también tuvo que renunciar a los derechos dinásticos (de los que era depositario al haber abandonado su hermano mayor), pero esta vez a petición de su padre, quien no lo consideraba apto por su minusvalía. El puesto de heredero en el exilio (ya se había proclamado la República en España) pasó a su hermano Juan, padre del Rey Juan Carlos y abuelo del Rey Felipe.

Don Jaime se casó en Roma el 4 de marzo de 1935 con Emmanuella Dampierre, hija de un vizconde francés y de una aristócrata italiana. Tuvieron dos hijos: Alfonso, padre de Luis Alfonso de Borbón, y Gonzalo. Se divorciaron el 6 de mayo de 1947, en Rumanía, mientras que en España no se reconoció a efectos legales.

jaime de borbon, emmanuella dampierre
Archivo Semana.

El Infante volvería a casarse el 3 de agosto de 1949, civilmente, con la cantante de ópera Charlotte Luise Auguste Tiedemann, a su vez dos veces divorciada anteriormente. Él murió en 1975, dejándola viuda.

Una década de la separación de la infanta Elena y Marichalar

Avanzamos en el tiempo y llegamos a la actual Familia Real. En 2007 la Casa Real anunció el famoso «cese temporal de la convivencia» entre la Infanta Elena y Jaime de Marichalar, quienes se habían casado en Sevilla en 1995 y eran padres de dos hijos. Aquella expresión se ha quedado fijada en nuestra memoria, pero la pareja hace tiempo que firmó el divorcio y Doña Elena pasó de formar parte de la Familia Real a ser familia del Rey. Ninguno ha rehecho su vida sentimental, al menos públicamente.

infanta cristina
Gtres

Y por último, su hermana, la Infanta Cristina, quien a raíz de la publicación de las fotos de su marido, Iñaki Urdangarin, paseando de la mano de otra mujer (Ainhoa Armentia), se ve envuelta en todo un galimatías. ¿Se separa o no? Pese a los rumores de infidelidad del pasado y a lo largo del proceso judicial de su esposo, con prisión incluida, ella siempre ha permanecido a su lado.

Iñaki Urdangarín paseo
Gtres.

La pareja se casó en Barcelona el 4 de octubre de 1997 y son padres de cuatro hijos. Una vez reconocido implícitamente por el propio Urdangarin la existencia de una nueva mujer en su vida (además de las palabras de su hijo Pablo), nunca hasta ahora se había hablado con más sentido de un posible un divorcio.

Infanta Cristina Iñaki Urdangarin boda (2)

Cada vez hay más voces que apuntan a este siguiente paso. Un comunicado oficial daría por terminadas las especulaciones sobre un matrimonio que parece tocado…¿y hundido?