Mucho se ha comentado sobre la asistencia -o no- del rey Don Juan Carlos al funeral de la reina Isabel II. Este se celebrará el próximo lunes en en la Abadía de Westminster. Una despedida que tendrá calidad de funeral de Estado a la que han sido invitados los Jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo, además de los representantes de las principales Casas Reales. Este lunes, la Casa Real española ha confirmado que tanto el Rey Felipe como la Reina Letizia, además de Don Juan Carlos y Doña Sofía, han recibido las invitaciones formales a través de una «nota verbal», enviada ayer domingo, a la Embajada de España en el Reino Unido. Sin embargo, no ha sido hasta la tarde cuando fuentes de la Casa de Su Majestad el rey han confirmado la asistencia de los eméritos. Estos también asistirán, al igual que los Reyes Felipe y Letizia, al funeral de la que ha sido reina de Inglaterra en los últimos 70 años.

Reina Isabel ii
Gtres

Cabe recordar que Zarzuela ya confirmó esta mañana que los Reyes han aceptado la invitación para asistir al funeral de Isabel II. En la tarde del martes se ha sabido que Don Juan Carlos y Doña Sofía han comunicado a la Casa del Rey «su intención de atender la invitación cursada». Una invitación que han aceptado de manera libre y voluntaria, dada la estrecha relación que siempre ha existido entre la Familia real británica y la española. La Casa del Rey ya había precisado que era «decisión personal» de ambos el asistir.

Según informa la Casa del Rey, la familia real británica ha invitado a los jefes de Estado y sus consortes, así como a los antiguos jefes de Estado y sus respectivas parejas en el caso de España, Bélgica, Países Bajos y Dinamarca, país este último en el que se ha invitado también al príncipe heredero.

isabel ii, juan carlos
Gtres

El vínculo que ha unido durante décadas a las familias reales de España e Inglaterra va más allá de lo institucional, ya que ambas familias comparten lazos de sangre. Existe un parentesco entre Isabel II y Juan Carlos I. Amos están unidos por la reina Victoria, que fue la tatarabuela de ambos. La que fuera abuela del rey emérito, Victoria Eugenia –mujer de Alfonso XIII–, era nieta de la reina Victoria, quien también era la tatarabuela de la reina Isabel. Esto explica porqué don Felipe apodara a la desaparecida reina de forma cariñosa «tía Lilibet», mientras que don Juan Carlos hacía referencia a ella como su «prima».

Pero este no es el único nexo de unión entre ambas familias reales. También hay lazos de sangre por parte de la Reina Sofía. El abuelo de la reina emérita, el rey Constantino I de Grecia, era el tío de Felipe de Edimburgo. Por lo tanto, el duque de Edimburgo era a su vez tío segundo de la madre de Felipe VI.