Carla Vigo, la sobrina díscola de la Reina Letizia, ha vuelto al palacio de Zarzuela para estar junto a sus tíos y sus primas en Nochebuena. Además, ha recibido un especial regalo de Papa Noel del que ya ha presumido en las redes sociales


La sobrina de la Reina Letizia ha sido señalada como uno los miembros más díscolos de la familia de la consorte real, aunque otros muchos hayan hecho méritos para ser protagonistas del escándalo. Pese a todo, Carla Vigo siempre tendrá un hueco no solo en el corazón de su tía, sino también en la mesa de Zarzuela, como así se desprende de las últimas informaciones, que aseguran que la joven estuvo en palacio el día de Nochebuena cenando con los Borbón.

Carla Vigo, hija de la fallecida Érika Ortiz, hermana de la Reina Letizia, ha sido invitada a palacio por la propia esposa del Rey Felipe para disfrutar de la compañía de los suyos en Nochebuena. Así lo ha asegurado ‘Socialité’ citando a fuentes de toda solvencia para ellos, con lo que se demostraría que la relación entre la joven y su tía vuelve a ser fluida y distendida, a pesar de lo que se creía en un primer momento y tras las palabras de Carla en sus redes sociales que hacían creer todo lo contrario.

Así, Carla Vigo vuelve a Zarzuela, como ya hiciese el pasado 31 de octubre, con motivo del 14 cumpleaños de su prima, la princesa Leonor. En esa ocasión se trataba de una comida familiar que, al igual que en Nochebuena, se trataba de carácter privado, de ahí el velo de secretismo que ha rodeado a su celebración.

Además de pasar la Nochebuena con sus tíos y sus primas, Carla Vigo también pudo disfrutar de las mieles de Papa Noel, recibiendo un regalo anticipado. Tal y como mantienen desde el citado programa, la joven recibió unos pendientes de perlas de Tous por obsequio. Los mismos con los que ya ha posado en sus redes sociales.

Al parecer, los caminos de Carla Vigo y su familia materna se van a estrechar más en los próximos días, y es que también pasará la Nochevieja en palacio tomando las uvas, despidiendo el año y recibiendo con los brazos abiertos el 2020 que está por llegar. Y es que, por mucho que se haya dicho de que entre Carla Vigo y la Reina Letizia la relación se enfriase, el respeto con el que ella ha hablado siempre de su familia y el no haber traicionado su confianza, pese a su polémica exposición en las redes sociales, le ha hecho merecedora de un hueco asegurado en las celebraciones en Zarzuela.