España entera estaba expectante ante la llegada del Rey Juan Carlos. El emérito ya está en Galicia, donde ha sido recibido por su gran amigo, Pedro Campos, y por su hija la Infanta Elena, con quien ha protagonizado un efusivo abrazo. Durante más de seis segundos padre e hija se abrazaron y se dieron un beso en la mejilla, eso sí, sin que faltara la reverencia con la que doña Elena le mostró todos los respetos al que fuera jefe de Estado. Este reencuentro tuvo lugar en el aeropuerto de Vigo, ciudad a la que su hija llegó dos horas antes que su progenitor.

Europa Press
Europa Press

El Rey bajó del avión por su propio pie, aunque apoyado en un bastón que facilitaba su movilidad. Al descender por las escaleras del jet privado le esperaba una de sus personas favoritas, la Infanta Elena junto a personal de seguridad y del aeropuerto. Ninguno de ellos pudo evitar que este instante se emitiera en la pequeña pantalla y corriera como la pólvora en redes sociales o diferentes medios de comunicación.

Una vez pusieron un pie en tierra firme el Rey Juan Carlos, su hija, su íntimo amigo Pedro Campos y la pareja de este, Cristina, pusieron rumbo Sanxenxo. En el vehículo de Pedro y con el emérito como copiloto llegaron a la casa en la que se alojaran estos días muy sonrientes mientras saludaban a toda la prensa allí presente. Y es que eran muchas las cámaras y los periodistas apostados en las inmediaciones de la vivienda, una estampa impactante que la pareja de Pedro Campos no dudó en grabar con su teléfono móvil desde la parte trasera del coche en el que viajaba.

Vídeo: Europa Press

Tras un trayecto en coche de unos 40 minutos y un vuelo privado de varias horas, el Rey Juan Carlos estaba especialmente cansado, por lo que prefirió disfrutar de una velada casera. Unos productos gallegos y la compañía de estos amigos de absoluta confianza eran el plan perfecto antes de unos días de regatas en Galicia. Poco después se fue a dormir en esta casa de la que se conocen casi todos los rincones, ya que el propio Pedro Campos ha dado detalles de su interior. En la parte superior están las habitaciones, incluida la del Rey, y en la planta baja la sala de estar, la cocina y el comedor, aunque la zona más divertida está en el sótano. Allí hay una mesa de ping pong y un futbolín, dos deportes que al padre de Felipe VI le apasionan y le entretienen a partes iguales.

El Rey Juan Carlos ha vuelto a España tras meses sin pisar territorio español. Desde agosto del año 2020 está afincado allí, aunque desde hace tiempo ya había revelado su deseo de regresar a nuestro país, siendo Galicia su primer destino. Con una intensa agenda por delante, vuelve con paso firme a las regatas, de las que lleva casi tres años alejado. Para su regreso está todo listo en el Club Náutico, donde le esperan con mucha ilusión y donde las condiciones meteorológicas serán las que marquen la hoja de ruta de los próximos días.

¿Cuándo se fue a vivir el Rey Juan Carlos a Emiratos Árabes?

En agosto de 2020 hizo las maletas y voló a Abu Dabi, donde ha permanecido 21 meses hasta ahora. En el mes de mayo ha viajado a Galicia, donde se ha reencontrado con viejos amigos y con su hija, la Infanta Elena.