El mundo entero se ha quedado sin palabras tras conocer la muerte de la Reina Isabel II a los 96 años de edad. La soberana ha fallecido en su residencia de verano en Escocia, concretamente en Balmoral, donde a lo largo de este jueves 8 de septiembre se han trasladado su familia más cercana. Ahora, con la muerte de la soberana se ha iniciado un periodo de luto nacional que durará hasta el funeral, que tendrá lugar 10 días después de la muerte de la reina, es decir, el próximo 18 de septiembre. También ha comenzado el plan ‘secreto’ conocido como ‘Operación Unicorn‘, un protocolo que se activa debido a que la Reina ha fallecido en Escocia y no en Londres. Sabemos cuál será la hoja de ruta de estos diez días antes de que se celebre el último adiós a la soberana en la Capilla de San Jorge, en el Palacio de Windsor.

Con la muerte de la Reina Isabel, es su hijo, el ya Rey Carlos III, quien se convierte en el nuevo soberano del Reino Unido. Mucho se hablaba si iba abdicar y cederle el paso a su hijo, el príncipe Guillermo. Sin embargo, no será así. Carlos de Inglaterra y Camilla Parker se convierten en los próximos Reyes de la Corona británica, por lo que ahora comienza también un periplo para ellos. En especial para él.

Durante estos diez días las banderas ondearán a media asta en el Palacio de Buckingham, en las Casas del Parlamento y en los edificios de todo el país. Además, se colocarán libros de condolencias en los ayuntamientos para que la gente pueda rendir sus propios homenajes a la Reina. También podrían aplazarse los principales eventos deportivos, incluidos los partidos de fútbol y cricket, en una señal de respeto.