Este martes Sarah Ferguson cumple 60 años y lo hace en un momento en el que puede presumir de haberse despojado de todos sus miedos. De hecho, hace tan solo unos días volvió a ser noticia al confesar ella misma a un tabloide británico cuál había sido su secreto para combatir el paso del tiempo.

Sarah Ferguson no se esconde y confiesa de qué se ha operado para estar guapa

15Sus retoques estéticos

La exmujer del príncipe Andrés de Inglaterra ha revelado que ha usado botox, cuando todavía era un producto inédito y «no había nada más disponible». Sin embargo, en estos momentos es adicta a un producto que hace el efecto contrario.

14Una técnica que evita la parálisis del rostro

Sarah Ferguson ha confesado que ahora utiliza un láser 6-dimensión, que evita la parálisis del rostro. «No me gustaba en absoluto el aspecto de máscara de cera que me daba el botox. Soy una persona muy vivaz y me gusta poder expresarme. No soy una gran fan de las agujas, pero también quiero parecer descansada y feliz», ha dicho.

13Ha probado diferentes tratamientos

Tanto es así que ha revelado que ha llegado a utilizar nuevos tratamientos en los que ella misma ha sido conejillo de indias. Mesoterapia, inyecciones de vitaminas, minerales y aminoácidos, entre otros.

12También ha optado por los hilos tensores

Por otro lado, Sarah Ferguson se ha insertado también hilos tensores llamados comúnmente hilos rusos. El objetivo es liberar de flacidez del rostro y eliminar toda la tirantez posible, una opción muy utilizada por las personas que quieren rejuvenecer su rostro, pues se logra un efecto lifting.

11«Se me ve mejor»

«Se insertan los hilos debajo de la piel con una aguja fina y sostienen todo. Pensé que iba a ser doloroso, pero no fue para tanto. Mi piel respondió bien. Creo que si miras mis fotos después de haberlo hecho se me ve mucho mejor», ha dicho.

10Hace tan solo unas semanas, su hija Beatriz anunció su compromiso

El 26 de septiembre Beatriz de York acaparó titulares. ¿El motivo? El anuncio de su compromiso. El palacio de Buckingham compartió en un comunicado oficial la noticia de que la joven próximamente contraería matrimonio con Edoardo Mapelli.

9Sarah Ferguson mostró su felicidad

Ante esta noticia tanto Sarah como el príncipe Andrés se mostraron pletóricos. Prueba de ello, que ambos publicaran en sus cuentas de Instagram algunas de las fotografías de la pareja acompañadas de este texto: «estamos encantados de anunciar el compromiso de la princesa Beatriz y Edoardo».

8Podría verse empañada por la misma polémica de su hermana

Aunque todavía es pronto para saberlo, este enlace podría verse empañado por algo muy similar a la boda de su hermana, Eugenia. Varios colectivos se movilizaron en contra del evento, pues no querían que el presupuesto de la boda no saliera del bolsillo de los británicos. Algo que no sucedió, ya que les costó dos millones de libras a los contribuyentes británicos.

7Financiada con dinero privado

Según ha informado Daily Express, el dinero que se utilizará para pagar el enlace pertenece al financiamiento privado. Una decisión que llega después de una petición en la que miles de personas pidieron que su dinero no se usase con este propósito.

6Eugenia feliz tras su enlace

La princesa Eugenia de York ha compartido durante este año algunas imágenes de su boda con Jack Brooksbank en su Instagram. Una ventana que a ella le ha permitido conocerse ante el mundo con fotografías que, sin duda, han cautivado a muchos de sus seguidores. Y, aunque es cierto que estos dos enlaces le han aportado una gran felicidad, ha habido otros en su vida que han sido auténticos dramas.

5El drama de Lady Di

A pesar de los muchos rumores que apuntaban a un posible distanciamiento de Lady Di y Sarah Ferguson, Fergie lo quiso desmentir. «Una mejor amiga, una hermana. Éramos dos mujeres que nos habíamos enamorado de dos príncipes increíbles. Pero a ella siempre la pusieron de santa; y, a mí, de pecadora«, ha confesado. Precisamente el día que se confesó sobre ello, también relató el bullying que había sufrido.

4«Me llamaban duquesa de Pork»

Tras sufrir multitud de críticas por su peso, la duquesa de York se hizo imagen de la lucha contra la obesidad. «Dijeron de mí que el 80 % de las personas preferían acostarse con una cabra a estar conmigo. Eso fue un daño…», dijo. «Me llamaban duquesa de Pork», añadió.

3«Cuando una persona está triste come»

Sarah ha confesado que llegó a ser «una comedora emocional» cuando pasó sus peores momentos, sin embargo, ese momento pasó a la historia. Ahora lucha contra este problema con una reconocida nutricionista.

2Un regreso por la puerta grande

Tras su polémica salida de la Familia Real parece que con el paso de los años está recuperando su lugar. La Reina la ha perdonado, la invita en los periodos vacaciones y vive bajo el mismo techo del príncipe Andrés.

1Un duro adversario

Los únicos que no han perdonado la actitud de Sarah han sido el duque de Edimburgo y el príncipe Carlos. De hecho, en numerosas ocasiones la ex del príncipe Andrés ha tenido que salir corriendo ante la presencia del que un día fue su suegro. Es una dura batalla que todavía tiene perdida.