Sarah Ferguson ha revelado en sus redes sociales que se ha animado a pertenecer a la red social de Linkedin, donde millones de usuarios buscan empleo.


Linkedin es una página web que conecta a empresas y empleados. Te permite conocer a gente y, además, es un buen escaparate en el que revelar tanto tu experiencia laboral así como tus destrezas como profesional, por lo que llama profundamente la atención el nombre de la persona que se acaba de unir a él. Sarah Ferguson no necesita contactos, pero eso no la deja fuera de esta red de la que ha entrado a formar parte esta misma semana. De hecho, ha sido ella misma la encargada de anunciar en sus redes sociales que es usuario de esta marca orientada a buscar empleo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Excited to join @linkedin. Link in my bio #LinkedIn

Una publicación compartida de Sarah Ferguson (@sarahferguson15) el

Ahora la gran pregunta es qué ha escrito en su perfil y cuál ha sido la fotografía escogida para este. Pues bien, en ella aparece sonriente, con un vestido negro y, además, muestra sus uñas color rosa fucsia, un detalle que ha llamado profundamente la atención por ese tono divertido. Es inevitable también fijarse en el número de contactos que Sarah Ferguson ha logrado en solo unas horas. Podría esperarse que tuviera cientos de miles, pero solo figuran 29, cifra que demuestra que pocas personas se han percatado del paso que ha dado la duquesa de York en el universo 2.0. En él destaca cuatro aspectos de su vida profesional: «conferenciante, escritora, productora y humanitaria».

Sarah Ferguson

Poco después detalla algunos de los logros que ha conseguido a lo largo de su trayectoria. Entre ellos, ser fundadora de ‘Children in Crisis’, una organización que se creó en el año 1993 que educó a «más de 1,4 millones de niños, formó a 18.000 maestros, construyó 57 escuelas y, por otro lado, apoya a tantas otras anualmente». Así las cosas, Sarah Ferguson recalca también su papel como escritora. Está orgullosa de los 55 libros en los que figura como autora, aunque entre ellos señala dos autobiografías así como otros libros sobre salud, historia y cuentos infantiles, siendo estos últimos los que anuncia a bombo y platillo en su perfil de Instagram.

Por otro lado, Sarah le da importancia a haber sido alguien de interés para numerosos medios de comunicación. «Protagonista de numerosas entrevistas en prensa”, apunta, mientras destaca que ha sido «reportera y presentadora. «En Estados Unidos, ha sido corresponsal especial del programa Today de NBC y ha presentado especiales y documentales en ABC, FOX y CNN (…) Ha trabajado como editora en el programa BBC Radio 4 Today y ha contribuido al programa de estilo de vida  de BBC Radio 2 «Steve Wright», dice en su biografía de Linkedin.

Sus imágenes más impactantes

No obstante, no es el único aspecto que ha acaparado todas las miradas sobre la que fuera esposa del príncipe Andrés. Hace algunas semanas, durante la cuarentena, Sarah Ferguson mostró imágenes impactantes de ella, pues en las instantáneas aparece realizando las tareas del hogar. Y es que no solo ayuda a las personas desfavorecidas, sino que también ha aprovechado el hecho de estar aislada en su vivienda para poner a punto su propiedad. Después de fregar o de limpiar los platos, la duquesa se ha fotografiado con un look muy poco habitual en ella: un chándal. Fue Antonia Marshall, la asistente personal de la Duquesa, la que ha compartido tres imágenes de su jefa fregando y lavando en su cocina a través de su cuenta de Instagram. Unas insólitas imágenes que no nos esperábamos ver.

Cabe destacar que también la hemos podido ver aportando su granito de arena con los más vulnerables en esta complicada situación. De hecho, hace algunas semanas la veíamos junto a su hija, Eugenia de York, presentándose en el hospital Hammersmith de Londres cargadas de comida para el personal sanitario.La exmujer del príncipe Andrés de Inglaterra y la princesa se pusieron manos a la obra para paliar, en la medida de lo posible, parte de las grandes necesidades en los centros médicos.

Según se ha publicado en varios medios extranjeros, Sarah Ferguson se encuentra aislada y confinada con su expareja. Aseguran que está en la casa del príncipe, la cual está situada muy cerca al castillo de Windsor, donde permanece la reina Isabel II, aislada, con su marido y el servicio que es imprescindible. Toda precaución es poca en tales circunstancias para tratar de luchar contra la pandemia, más aún si se tiene en cuenta que en Reino Unido hay más de 200.000 casos confirmados por coronavirus y más de 30.000 fallecidos.