"Sabemos que el coronavirus no nos superará", ha afirmado.


La crisis sanitaria del coronavirus está cambiando las rutinas del mundo entero, también de la realeza más regia de Europa. La reina de Inglaterra, a punto de cumplir 94 años, se ha vuelto a dirigir a los ciudadanos con motivo de la Pascua. Esta vez, con un mensaje retransmitido a través de la cuenta oficial de la Casa Real. La soberana, en una conmovedora misiva, habla de la luz y de la vida que vence a la oscuridad y simboliza la Pascua como un momento de esperanza.

Se trata de un mensaje especial de audio grabado y es el primero que realiza durante esta época, con el que pretende conmemorar un fin de semana de Pascua totalmente atípico en todo el mundo, que guarda cuarentena en sus casas para evitar la propagación del virus. Asimismo señala que esta Pascua «diferente» no se ha «cancelado» y recuerda a quien están viviendo esta celebración en privado.

«Sabemos que el coronavirus no nos superará», afirma rotunda. Añade que al mantenernos separados, guardando la cuarentena desde la intimidad del  hogar, «mantenemos a los demás a salvo». Se muestra esperanzada y así se lo hace saber a sus compatriotas: «Que la llama viva de la esperanza de Pascua sea una guía constante a medida que nos enfrentamos al futuro».

Añade que estamos ante el periodo «más importante en el calendario religioso para los cristianos. Es la culminación de la Semana Santa y se celebra la resurrección de Cristo». La soberana, de marcada fe cristiana, ha querido tener unas palabras con la nación escribiendo ella misma este mensaje acompañado por su voz y la imagen de una vela encendida en un altar simbolizando esa luz que el mundo ansía.

«Nos volveremos a ver»

Un mensaje que se ha difundido tan solo unos días después del histórico discurso televisado que la soberana ofreció a la nación por la pandemia del coronavirus. La Reina de Inglaterra apeló a la disciplina y al orgullo del pueblo británico para hacer frente a esta crisis. «Espero que en los próximos años, todos podamos sentirnos orgullosos de cómo respondimos ante este desafío. Todo para que los que vengan después de nosotros puedan hablar de lo fuerte que fue esta generación. Con todos los atributos que caracteriza al país: disciplina, tranquilos rasgos resolutivos, el buen humor y compañerismo».

Tuvo una mención especial con el personal sanitario y los trabajadores que están en la primera línea de esta lucha: «Estoy segura de que la nación se unirá a mí para decirles que apreciamos lo que hacen y que cada hora de su duro trabajo nos acerca a volver a tiempos mejores». Indicaba que el país se une para «aplaudirles» cada día y los trabajadores esenciales «serán recordados como una expresión de nuestro espíritu nacional, y su símbolo serán los arco iris dibujados por niños». 

Recordó que nos encontramos ante un tiempo de desafíos «cada vez mayores». «La vida de nuestro país se ha visto alterada, que ha traído dolor a algunos, dificultades financieras a muchos y enormes retos para el día a día de todos nosotros”. Y apelaba a una lucha común: «Si permanecemos unidos y decididos, lo superaremos». Evocaba el espíritu de la Segunda Guerra Mundial repitiendo unas célebres palabras de la vocalista inglesa Vera Lynn: «Nos volveremos a ver». Concluyó la misiva señalando que el país no está solo en esta amenaza «tan indiscriminada y sin precedentes, sino que la unidad ayudará al mundo a luchar contra un enemigo común». 

La realeza británica también ha vivido en primera persona el temido virus. El príncipe Carlos daba positivo hace unas semanas después de que los medios del país especulasen con un posible contagio tras un encuentro con el príncipe Alberto de Mónaco. Finalmente, se ha recuperado y salía de su aislamiento en Birkhall, Escocia, donde permanece confinado junto a su mujer, la duquesa de Cornualles.

La pandemia avanza, día tras día, sin tregua. La cifra total de muertos en el planeta supera los 100.000 y más de 1,7 millones están infectados por Covid-19. El virus se ha cobrado la vida de 917 personas en el Reino Unido en las últimas 24 horas, y el número total de muertes alcanza las 9.875. Mientras que en nuestro país la cifra de fallecidos comienza a descender. Este sábado la muertes bajaban a 510, la menor cifra desde el pasado 23 de marzo.