Alejados del foco mediático desde hace tres meses, el príncipe Harry y Meghan Markle han reaparecido este sábado para recoger un galardón en la gala de los NACCP Image Awards, una asociación que defiende los derechos de las personas de color y la lucha por la desigualdad racial. En plena guerra con los medios de comunicación, los duques de Sussex han deslumbrado a todos los presentes con su aparición estelar y han aprovechado su intervención para manifestar de forma pública su apoyo al pueblo ucraniano.

Meghan Markle, príncipe Harry
Redes sociales

Despampanantes, especialmente Meghan Markle, que se subía al escenario luciendo un precioso y largo vestido azul, los duques de Sussex recogían el premio por el que se les reconocía su labor de ayuda a un refugio de mujeres de Texas, la promoción de la igualdad a la hora de recibir las vacunas y la creación de centro de ayuda comunitaria. En concreto, recibían este galardón por haber escuchado el llamamiento de la justicia social y su unión por la lucha por la igualdad tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo. En su discurso, el nieto de la reina Isabel II aprovechaba su intervención para mostrar su solidaridad con Ucrania tras la invasión de Rusia. «Nos gustaría reconocer al pueblo de Ucrania que necesita urgentemente nuestro apoyo continuo como comunidad global», expresaba el príncipe Harry.

Igualmente, el matrimonio insistió en la importancia de su compromiso con los demás y destacaron su función de servicio público para ayudar a los demás a pesar de las supuestas diferencias. «Creo que se puede decir que vengo de un entorno muy diferente al de mi increíble esposa, pero nuestras vidas se unieron por una razón. Compartimos el compromiso de una vida de servicio, la responsabilidad de luchar contra la injusticia y la creencia de que los más ignorados son los más importantes a los que hay que escuchar», aseguraba el hijo del príncipe Carlos.

Por su parte, Meghan Markle también se mostraba orgullosa del trabajo que estaba haciendo junto su marido a la hora de ayudar a los más desfavorecidos. «Nos mudamos a California, mi estado natal, poco antes del asesinato de George Floyd. Para la América negra, esos nueve minutos y 19 segundos trascendieron en el tiempo, invocando siglos de nuestras heridas no curadas. En los siguientes meses, mientras mi marido y yo hablábamos con la comunidad de los derechos civiles, nos comprometimos a iluminar a aquellos que están impulsando la justicia racial y el progreso«, explicaba la que fuera protagonista de ‘Suits’.

Esta aparición pública, la primera en lo que va de año, llega tan solo unos días después de que se conociera que el príncipe Harry volviera a declararle la guerra a los tabloides británicos. En concreto, el hijo de Diana de Gales ha presentado una demanda por difamación contra Associated Newspapes Limited (ANL), el grupo editorial al que pertenece ‘Mail on Sunday’ y el mismo al que su mujer demandó. En aquel entonces, la exactriz ganó en los tribunales y el medio fue condenado a pagar 1,2 millones de euros por la publicación de una carta manuscrita de su padre. En esta ocasión, el duque de Sussex les acusa de difamación por un artículo en el que se desveló su petición de obtener protección policial cuando estos visitaran Reino Unido.

El libro que dinamitará a la Familia Real Británica

Está previsto que las memorias del príncipe Harry se publiquen antes de Navidad. En estas, el hijo de Diana de Gales abordará su infancia, su época en el Ejército, así como su matrimonio con Meghan Markle. Además, según explicó su entorno, se espera que el hijo del príncipe Carlos hable largo y tendido de su relación con Camilla Parker-Bowles, con la que no mantiene una estrecha relación.

El príncipe Harry ha preparado un libro «íntimo y sincero» cuyos beneficios estarán destinados íntegramente a obras de caridad. Será la primera vez que comparta el relato definitivo de sus experiencias, aventuras, pérdidas y lecciones de vida que le han ayudado a formarse. «Estoy profundamente agradecido por la oportunidad de compartir lo que he aprendido durante el curso de mi vida hasta ahora y entusiasmado de que la gente lea un relato de primera mano de mi vida que es precios y totalmente verdadero. Vestí muchos sombreros diferentes a lo largo de los años, tanto literalmente como de manera figurada, y mi esperanza es que al contar mi historia, los altibajos, los errores, las lecciones aprendidas, pueda ayudar a mostrar que no importa de dónde venimos, tenemos más en común de lo que pensamos«, aseguró el nieto de la reina Isabel II en un comunicado.