Los duques de Sussex se resisten a caer en el olvido y más después del gesto público que ha tenido el Rey Carlos III, que les ha dejado claramente fuera de juego. Este fin de semana desde el palacio de Buckingham se hacía pública una foto oficial del nuevo rey y su consorte, Camilla Parker Bowles, acompañados de sus herederos al trono, los nuevos príncipes de Gales, el príncipe Guillermo y Kate Middleton. Una imagen que fue entendida como una firme declaración de quién forma parte de la casa real británica y de quien no, en clara referencia a que el príncipe Harry y Meghan Markle no gozan de tal distinción. De hecho, en la página web oficial de la casa les han relegado al último lugar. Horas después, ha llegado la contrafoto, la respuesta en forma de imágenes con la que los duques de Sussex han reclamado su lugar. Un nuevo escándalo mediático en territorio británico, que llega de nuevo desde el otro lado del charco.

Royal Family
Royal Family

Se está hablando de la intencionalidad de las fotografías publicadas primero por el rey Carlos III y ahora por su hijo Harry en respuesta. Son muchos los que consideran que los duques de Sussex han querido hacer un gesto de poder y reclamar que ellos también existen, aunque desde su familia se estén olvidando de esto. Y lo han hecho con dos fotografías oficiales, poco habituales en ellos, que no podría haber llegado en un momento más inoportuno, si es cierto que su intención no era responder a la parte contraria en este conflicto real.

El príncipe Harry y Meghan Markle han contado con los servicios de un bueno amigo, el fotógrafo Misan Harriman, para asestar este controvertido golpe en forma de dos imágenes. Una en blanco y negro y otra a color, donde la duquesa de Sussex luce imponente con un conjunto rojo formado por un pantalón recto, una camisa con lazada al cuello y zapatos a juego con la misma tonalidad. Un atuendo aplaudido en su día y es que fue el elegido para asistir al congreso One Young World del pasado 5 de septiembre, donde ella habló sobre derechos raciales. Quizá sea casualidad, pero en un entorno donde cada detalle se mira con lupa y cada gesto es analizado al detalle, parece difícil que hubiesen dejado esto al azar.

Foto: Misan Harriman
Foto: Misan Harriman

Dos fotografías que fueron tomadas un mes antes, tres días antes del fallecimiento de la reina Isabel II que precipitó su cambio de planes en medio de un tour por Europa. Quizá la espera de la publicación de estas instantáneas se deba a lo inoportuno de hacerlo cuando fueron captadas, aunque bien pudieron hacerlo en su día. Pero han preferido esperar cuatro semanas y darlas a conocer también en otro momento que quizá no era el más idóneo si querían esquivar las críticas más ácidas entre aquellos que entienden que sus mensajes públicos siempre tienen por objetivo desgastar la imagen pública de la familia real británica. Ahora también han surgido estas voces, pues se cree que ha sido un intento de llamar la atención y de robarles protagonismo al rey de Inglaterra, su consorte y sus herederos, ahora que los duques de Sussex ya no forman parte del clan real. Por decisión propia.

¿Cuándo tuvo lugar el 'Megxit'?

En enero de 2020, Meghan Markle y el Príncipe Harry anunciaron su intención de abandonar el papel que desempeñaban en la familia real británica y ser independientes económicamente. A partir de la primavera de 2020 dejaron de utilizar el tratamiento de alteza real y dejaron de ser financiados económicamente por la Corona. Tras el anuncio realizado el 19 de febrero de 2021 no han vuelto a ejercer las funciones reales