Guillermo y Kate han enviado unas palabras de apoyo a Boris Johnson, ingresado en la UCI por coronavirus.


El Príncipe Guillermo y su esposa,  Kate Middleton, han enviado un mensaje al Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson, que permanece ingresado en la UCI como consecuencia del coronavirus.

En la noche del 6 de abril, el mandatario británico entraba en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital de St. Thomas de Londres después de que se agravaran los síntomas del coronavirus que padece. Un portavoz de Downing Street anunciaba el empeoramiento de Johnson, que ingresó en el hospital el pasado domingo y hasta el lunes por la tarde «llevó las riendas del Gobierno», según explicó el secretario de Exteriores Dominic Raab. Ante la gravedad del estado de salud del político y líder del Partido Conservador, Raab podría verse obligado a asumir temporalmente la jefatura del gabinete.

Kate y Guillermo, preocupados por el mandatario británico

Los duques de Cambridge, conscientes de la delicada situación que atraviesa el máximo responsable del país, han querido compartir públicamente unas palabras de apoyo para Johnson y su familia. «Nuestros pensamientos están con el Primer Ministro y su familia, que como tantos en el Reino Unido y en todo el mundo se ven afectados por el coronavirus. Le deseamos una pronta recuperación en estos momentos difíciles», han escrito en sus redes sociales.

Boris Johnson, con oxígeno pero sin respirador

Que un país tenga a su principal líder político en una situación crítica por el COVID-19 es una situación tan excepcional como el vertiginoso avance de la pandemia en todo el planeta. Por ello, tanto la ciudadanía como los miembros de la Familia Real británica están muy pendientes de la evolución de Johnson.

Según ha publicado el diario ‘The Guardian’, el estado del Primer Minisitro, de 55 años, sea posiblemente más grave de lo que se valoró inicialmente. No solo tiene fiebre alta y tos persistente: también tiene dificultades para respirar. Por este motivo está recibiendo oxígeno en el hospital. Pero, tal y como ha señalado en la BBC el ministro del gabinete de Reino Unido, Michael Gove, «no está con respirador».

Guillermo toma las riendas de Buckingham

Ahora que su padre, Carlos de Inglaterra, está en cuarentena tras haber dado positivo en cororavirus, el príncipe Guillermo está ejerciendo como máximo responsable de Buckingham. Carlos, de 71 años, se encuentra aislado junto a su mujer, Camilla Parker Bowles, en el Castillo de Balmoral, en Aberdeenshire, Escocia. Sus síntomas son leves, pero haciendo caso a la recomendaciones sanitarias y a los médicos que asisten su caso sigue sin contacto con las personas de su entorno. Por su parte, la duquesa de Cornualles no ha desarrollado el virus.

Guillermo ocupa el segundo puesto en la línea de sucesión de la corona británica y la situación actual requiere de toda su atención. Su esposa también trabaja de manera activa desde su despacho en el Palacio de Kensington. «El autoaislamiento y el distanciamiento social pueden plantear enormes desafíos para nuestra salud mental» ha expresado el matrimonio, que en las últimas semanas se han puesto en contacto regular con numerosas organizaciones y mecenazgos para entender los problemas a los que se enfrentan en estos tiempos difíciles.

El mensaje televisado de la Reina Isabel

El pasado 5 de abril, la reina Isabel II enviaba un mensaje televisado a la sociedad británica. «Espero que en los próximos años, todos podamos sentirnos orgullosos de cómo respondimos ante este desafío. Todo para que los que vengan después de nosotros puedan hablar de lo fuerte que fue esta generación. Con todos los atributos que caracteriza al país: disciplina, tranquilos rasgos resolutivos, el buen humor y compañerismo», decía.

Desde el Salón Blanco del castillo de Windsor, la monarca hacía referencia a un tiempo de desafíos «cada vez mayores». «La vida de nuestro país se ha visto alterada, que ha traído dolor a algunos, dificultades financieras a muchos y enormes retos para el día a día de todos nosotros”, subrayaba. En el discurso apelaba además a la unión de su pueblo: «Si permanecemos unidos y decididos, lo superaremos».

Además del aislamiento del Príncipe de Gales, Isabel II también está guardando la cuarentena en el Castillo de Windsor junto a su marido, el duque de Edimburgo. La soberana, a punto de cumplir 94 años, debe tomar todas las precauciones para evitar un posible contagio. Se encuentra bien, pero se están extremando las medidas necesarias para no poder en riesgo su salud.