El príncipe Guillermo no está contento con lo que ha visto de ‘The Crown’, la serie de Netflix que recoge ahora el triángulo amoroso de sus padres, que el ve lleno de inexactitudes


Llevar a la pequeña o gran pantalla la vida de una persona sin contar con su versión suele conllevar una problemática evidente y es que la ficción quizá se aleje un tanto de la realidad y caiga en clichés o errores.  Esto es quizá lo que ha sucedido con la exitosa serie ‘The Crown’ de Netflix, que está cosechando una gran expectación tras haber lanzado su cuarta temporada, a la vez que se ha anunciado que ya se está preparando la quinta entrega. Este problema se intensifica si los protagonistas de la serie son de sobra conocidos por todos, cuyas vidas son de dominio popular y, más aún, si siguen vivos como para poner los puntos sobre las íes para denunciar las inexactitudes de la ficción y, en otro punto, poner de relieve lo inapropiado de realizar un trabajo tan exhaustivo sobre sus vidas. Esto es lo que ha hecho ahora el príncipe Guillermo de Inglaterra, harto de la visión que se está dando de sus padres en ‘The Crown’.

‘The Crown’ se ha convertido desde su estreno en 2016 en una de las series más aplaudidas de la plataforma de Netflix, que incluso se ha alzado con numerosos premios y con el respaldo de la crítica. Sin embargo, no cuenta con el visto bueno oficial de alguno de sus protagonistas, como así ha dejado claro ahora el príncipe Guillermo, que no ha dudado en poner sobre la mesa que la historia contada está sesgada, no se ajusta del todo a lo que sucedió y que se ofrece una versión simplista de sus vidas.

Netflix.

El debate se ha trasladado a las redes sociales, donde se ha denunciado por parte de algunos expertos en casa real o meros amantes de la familia real británica de que el tratamiento de algunos acontecimientos históricos que se recogen en la ficción son cercanos a la realidad, pero que cuenta con grandes dosis de invención verosímil. Algo entendible si la serie no cuenta con el respaldo oficial de la familia real británica, que obstaculiza la labor de documentación, al no estar dispuesta a contar lo que se vivía realmente en las estancias de palacio o cómo eran las relaciones y conversaciones entre sus protagonistas. De ahí que se eche mano a la imaginación para dar forma a lo que podría haber sucedido y que explica lo que después realmente sucedió.

La familia real británica no está contenta con el hecho en sí de que se narren sus vivencias en una serie de televisión, pero más allá de este descontento nunca habían mostrado enfado alguno de manera pública. Hasta ahora. La cuarta temporada de ‘The Crown’, centrada en el matrimonio entre el príncipe Carlos de Inglaterra y la princesa Diana de Gales, parece haber avivado el debate. Más aún si se repara en que en su matrimonio realmente eran tres, y Camilla Parker-Bowles tenía un papel protagonista en un triángulo muy controvertido. Un debate en el que no ha dudado en entrar su primogénito, el príncipe Guillermo, como así ha recogido el diario ‘The Mail’, que subraya el monumental enfado del heredero al trono británico al considerar que en ‘The Crown’ “se explota la imagen de sus padres y se muestra de manera falsa y simplista para ganar dinero”.

Netflix.

No es el único miembro de la familia real británica que ha dejado entrever su descontento con la serie ‘The Crown’, aunque no en primera persona. El diario ‘The Times’ publicó anteriormente que el príncipe Carlos de Inglaterra tampoco estaba conforme con la visión que de él se daba en la ficción, aunque se citaban a fuentes cercanas del futuro monarca sin entrecomillar declaraciones. No obstante, no todo son críticas o sentimientos de desazón ante lo que se narra en la serie, dado que Paul Burrel, mayordomo e íntimo amigo de Lady Di ha asegurado que ‘The Crown’ narra “la verdad y una dramatización certera de lo que realmente sucedió”. Él estuvo presente en muchos de estos capítulos en la vida real y quizá haya ayudado a los documentalistas de la serie a conformar un perfil aproximado de sus caracteres y de lo que sucedió en su día entre el príncipe Carlos, Diana de Gales y Camilla Parker-Bowles.

‘The Crown’ comenzó centrando su atención en la vida de la reina Isabel II a partir del año 1947, mostrando los avatares de su vida pública y también privada. Se convirtió en uno de los estrenos mejor amparados por el público de Netflix y también por la crítica, por lo que los premios han respaldado su buen trabajo. Ahora, en su cuarta temporada, parece que comienza a despertar más interés, al centrar su interés en el príncipe Carlos y sus dos grandes amores, aunque esto conlleva un debate avivado que no hace más que acrecentar el interés de todos por esta serie. Que el príncipe Guillermo se muestre descontento con la visión que se ofrece de sus padres ha preocupado a muchos, pero entienden que se debe más al dolor que esto le provoca personalmente, que por el hecho de que se cuenten mentiras, algo que ni él mismo se ha visto capaz de afirmar.