El príncipe Carlos, cabreado por ‘cazarle’ en bañador en playas del Caribe

El príncipe Carlos está muy cabreado, después de que el diario 'Daily Mail' se atreviese a publicar unas fotos suyas en bañador en aguas del Caribe. Como ya sucediese con Kate Middleton, va a preparar acciones legales y su abogado ya ha dado el primer paso

Mucha polémica cosechó las imágenes furtivas que le robaron a Kate Middleton en bikini (y sin él) en una revista sensacionalista. Un entuerto que terminó en los tribunales y de la que la mujer del príncipe Guillermo salió victoriosa y respaldada. Ahora le toca el turno a su suegro, el príncipe Carlos, quien ha sido cazado en traje de baño disfrutando de una agradable jornada de playa en el Caribe.

Leer más: el secreto jamás contado de la corona del príncipe Carlos

El príncipe Carlos y su esposa, Camilla Parker Bowles, se encuentra de viaje oficial visitando diversos puntos de la Mancomunidad de Naciones, un territorio estrechamente ligado a Reino Unido. Así los hemos visto en diversos actos oficiales por enclaves del Caribe y Cuba, pero también en actividades de carácter privado, como es la jornada playera en la que el heredero al trono británico ha sido pillado en bañador y luciendo cuerpo al sol.

 

Las fotos de su ‘pillada’ en playas del Caribe han sido publicadas por el diario ‘Daily Mail’ y ya están mucho que hablar. Muchos de los comentarios se han centrado en la falta de respeto mostrado al titular la galería como “Su alteza fribrado”, mientras comparan las fotos actuales con unas correspondientes a unas vacaciones décadas atrás. Eso sí, en resumen, alaban el aspecto físico del príncipe Carlos que, a sus 70 años, parece que le gusta llevar una vida sana.

Leer más: Espectacular baile de joyas en la fiesta del 70 cumpleaños de Carlos

Como cabía esperar y viendo lo que ha sucedido en anteriores ocasiones con miembros de la Casa Real británica cazados ligeros de ropa, van a tomar acciones legales. El abogado del príncipe Carlos ha enviado una carta al ‘Daily Mail’ para solicitar que las imágenes que están dando mucho que hablar en la edición digital del medio no fuese publicadas en la edición del papel. Habrá que esperar a ver si finalmente siguen su premisa o se la juegan.