Lili Diana, la segunda hija de Harry y Meghan, se convierte en protagonista involuntaria de una nueva polémica de los Windsor. Y todo a cuenta de su nombre…


El nacimiento de la segunda hija del príncipe Harry y Meghan Markle había venido a poner paz y buenos deseos entre los Windsor. La pequeña llegó el pasado 4 de junio en California, siendo la 11ª bisnieta de la reina Isabel y la primera en venir al mundo fuera de Reino Unido.

© Instagram Misan Harriman.

Por si fuera poco, a la niña le han puesto dos nombres muy significativos: Lili, en honor de su bisabuela, cuyo apelativo cariñoso es Lilibet; y Diana, como la princesa de Gales, su abuela paterna. Hasta aquí todo bien. Sin embargo, ahora ha saltado la polémica a cuenta precisamente de su primer nombre, y es que no se ponen de acuerdo en si Harry le consultó antes a la soberana para ponérselo o no. Las versiones difieren por completo.

Gtres.

La puntilla la ha puesto un portavoz del palacio de Buckingham, quien ha declarado a la cadena BBC que la reina Isabel no fue preguntada por Harry y Meghan antes del nacimiento sobre qué le parecía llamar a su hija por el famoso apelativo familiar de la monarca. Harry había manifestado que así había sido, de ahí la aclaración.

En realidad, el príncipe tampoco habría necesitado el beneplácito de la soberana para poner a su bebé el nombre que deseara. Se habría tratado en todo caso de un trámite de cortesía, destinado también a tender puentes en unos momentos de innegable tensión familiar a raíz de su salida de la realeza británica y las polémicas declaraciones en una entrevista con Oprah Winfrey. Y apelando directamente al corazón de Isabel II, a quien este detalle lógicamente le haría mucha ilusión. Otra de sus bisnietas, Charlotte, hija de los duques de Cambridge, también cuenta con Lilibet entre sus nombres.

Pero si hay que ceñirse a los hechos, parece que esta situación no habría ocurrido.

Los duques de Sussex no han tardado en dar la réplica, asegurando a través de su portavoz y amigo, Omid Scobie, que no habrían llamado Lili a su hija si la reina Isabel no lo hubiera apoyado. Y especifica que Harry a la primera persona que llamó fue a su abuela.

© CBS.

 «El duque habló con su familia antes del anuncio. De hecho, su abuela fue al primer miembro de la familia al que él llamó. Durante la conversación manifestó su deseo de llamar a su hija Lilibet en su honor. Si a ella no le hubiera parecido bien, ellos no habrían utilizado ese nombre», escribió en Twitter. Omid Scobie es el autor de la biografía sobre los duques de Sussex «Finding Freedom» (En libertad).

También el príncipe Harry ha vuelto a reafirmarse en ello, según afirma el Daily Mail. Y además destacan que el anuncio oficial del nacimiento, realizado a través de la Fundación Archewel, pilló desprevenido a Buckingham, que no publicó su felicitación hasta 90 minutos después de los duques de Sussex.

© Misan Harriman.

Lilibet fue el apelativo que le puso el rey Jorge V a su primogénita, Elizabeth, cuando esta era tan pequeña que no podía pronunciar bien su nombre. Desde entonces la llamaron así en su círculo íntimo. La reina firmó como Lilibet la nota que depositó encima del féretro de su esposo, el duque de Edimburgo, en su reciente funeral. Él solía llamarla así. También nuestros Reyes Felipe y Letizia se refirieron con ese apelativo a la soberana en su mensaje de pésame tras la muerte de su esposo.