El padre de la duquesa de Sussex vuelve a salir a la palestra y asegura que hará todo lo que esté en su mano para poder abrazar a su nieto.


Parece que Meghan Markle y el príncipe Harry no pueden vivir tranquilos. A pesar de que han puesto tierra de por medio después de que el pasado 8 de enero tomaran la decisión de dar un paso atrás dentro de la Familia Real Británica, a los duques de Sussex les persigue la polémica.

En medio de todas las informaciones que están asolando gracias a la inminente publicación de «Finding Freedom» («Buscando la libertad), el libro que pretende contar toda la verdad sobre la relación de los Sussex con la Casa Real, el padre de Meghan Markle ha vuelto a salir a la carga y amenaza a su hija con ir a los tribunales.

Después de todas las idas y venidas que han protagonizado desde que se conociera el compromiso entre Meghan y el hijo de Carlos de Inglaterra, Thomas Markle ya no puede mas. Tal y como ha desvelado su hijo (y hermano de la duquesa de Sussex), Tom Markle Junior, su padre ha perdido toda la esperanza que le quedaba de volver a ver a su hija. Este sentimiento llega días después de que el experto en iluminación de Hollywood pudiera leer algunos extractos del libro anteriormente mencionado que pretende resquebrajar los cimientos de la Casa Real.

Según revela ‘The Mirror’, Thomas Markle ha tirado la toalla y planea viajar alrededor del mundo para olvidar todas sus penas. «Él ya no confía en ella y no quiere volver a verla después de todas las mentiras, manipulaciones y engaños que ha llevado a cabo en los últimos tiempos», explica el hermano de Meghan Markle y hace hincapié en que la exactriz no felicitó a su padre por su cumpleaños.

Thomas Markle insiste: Quiere ver a su nieto cueste lo que cueste

Hace unos meses, al poco de nacer Archie Harrison, Thomas Markle salía a la palestra para volver a atacar a su hija y pedirle que le dejara estar en la vida de su nieto. Ahora, en el momento en el que el pequeño va a cumplir 14 meses, el padre de la exactriz se mantiene y hace hincapié en que quiere formar parte de la vida de su nieto. Tal y como ha explicado su hijo, su padre está desesperado por conocerlo y va a hacer todo lo posible para conseguirlo: «Él va a luchar e irá dónde sea necesario para poder ver a Archie. Harry y Meghan no son los únicos que pueden ir a los tribunales. A mi padre le encantaría poder abrazar de una vez al pequeño». Además, ha dejado constancia que su padre quiere ser un hombre feliz cuando muera y solo podrá conseguirlo si ve al bisnieto de la reina de Inglaterra.

No contento con todo esto, el hermano de Meghan Markle también ha aprovechado la ocasión para lanzarle un duro dardo envenenado al príncipe Harry. En concreto, Tom Markle Junior asegura que el nieto de Isabel II «pasó de dejar el ejército británico para cambiar pañales en una propiedad multimillonaria a miles de kilómetros de su familia mientras Meghan le decía qué decir y qué hacer».

«Finding Freedom», el libro que pretende dinamitar a la monarquía británica

Siete meses después del anuncio que mantuvo en vilo no solo a Reino Unido, sino también al resto del mundo, su salida sigue dando qué hablar. Y más aún, cuando el libro «Finding Freedom» («Buscando la libertad»), en el que se contará toda la verdad sobre su decisión, está a punto de ver la luz. A la espera de que el 11 de agosto se publique, los autores (y corresponsales de la realeza) Omid Scobie y Carolyn Durand, han desvelado algunos detalles acerca de lo que encontrarán los lectores en sus páginas. En concreto, han asegurado que su salida de la Casa Real estuvo motivada por las tensiones que había dentro de la institución y los celos de la pareja hacia los duques de Cambridge, el príncipe Guillermo y Kate Middleton.

El libro también recoge el testimonio de un amigo íntimo de la que fuera protagonista de ‘Suits’. Este reconoce el sentimiento de resignación con el que se ha quedado Markle tras entregar «toda su vida» a la Familia Real para después renunciar a su vida como duquesa de Sussex. «Nunca se pudo imaginar que volvería a poner un pie en su vida real», afirma. Además, se recoge los temores y sensaciones del príncipe Harry, quien asegura que se sentía «desprotegido y despreciado dentro de los muros de palacio por ser demasiado sensible y directo«. Desde que se conociera su idilio, la familia habría hecho lo posible para romper la relación de los Sussex puesto que no les gustaba que la popularidad del matrimonio eclipsara al resto de miembros reales.