Kate Middleton y Meghan Markle han sido comparadas desde que la última entró en la familia real británica, pero entre ellas hay una gran diferencia.


Kate Middleton y Meghan Markle son las dos grandes protagonistas de la familia real británica. La mujer del príncipe Guillermo y de Harry de Inglaterra, respectivamente, han sido comparadas en numerosas ocasiones, sobre todo desde que la actriz de ‘Suits’ empezó a formar parte de la casa real. En torno a esas dos caras tan conocidas hay dos grupos de personas; los pro Kate y los pro Meghan. Aún así, la última decisión de la última de dejar de pertenecer a la casa real británica ha hecho que consiga muchos más enemigos.

Este miércoles la familia real británica se ha convertido en los protagonistas de la nueva entrega de ‘Lazos de Sangre’, donde han analizado al detalle la vida de cada uno de sus miembros. Esto ha llevado a hablar, como no podía ser de otra manera, de Kate Middleton y Meghan Markle, que entre ellas hay una gran diferencia. Según los colaboradores del debate de ‘Lazos de Sangre’ el motivo más claro de la diferencia entre ellas está en que Kate es inglesa, y Meghan no.

Esto ha hecho que la mujer de Guillermo tenga conocimiento de lo que implica pertenecer a la familia real británica desde muy pequeña, ya que los ingleses sienten un gran cariño y respeto a la casa real desde que tienen uso de razón. Esto lleva a que Kate sepa como si hubiera nacido en una familia real, aún sin haber pertenecido a ella desde su nacimiento.

No es lo mismo para Meghan Markle, que no tiene ese sentimiento desarolla, como es natural. Y es que nació en Estados Unidos y no ha sido consciente de lo que implica pertenecer a una familia real hasta que empezó una relación con Harry de Inglaterra. Además, ya era un rostro conocido por su labor como una actriz reconocida. Meghan Markle era protagonista de una de las series de Netflix más conocidas, ‘Suits’.

Hace apenas unos días, Meghan reaparecía

A pesar de que ha decidido llevar una vida alejada de la vida pública -lo que ha hecho que se alejen ella y su marido de los miembros de la familia real británica-, Meghan Markle reaparecía hace apenas unos días desde Estados Unidos, donde viven desde que tomaran la decisión de dejar de pertener a la familia real.

Meghan Markle reaparecía y desvelaba detalles de su nueva vida. Las declaraciones de la mujer del príncipe Harry no han dejado a nadie indiferentes y más aún cuando se producen tan solo cuatro días después de la publicación de la biografía (no autorizada) de los Sussex, «Finding Freedom» («Buscando la libertad»).

Meghan Markle, desde una de las habitaciones de su nueva mansión, rompía su silencio y se pronunciaba sobre su nueva vida en ‘The 19th*‘. La duquesa de Sussex dejaba claro que está muy contenta con volver a estar en casa, en Estados Unidos. Sin embargo, admite que su regreso coincidió en el tiempo con el asesinato de George Floyd, algo que provocó que les fuera difícil instalarse.

«Volver y ver este estado de las cosas, creo que al principio, y debo ser honesta, fue devastador. Fue muy triste ver en qué estado estaba nuestro país. Si hay algo positivo de todo esto, diría que en las semanas posteriores al asesinato de Floyd, en las protestas pacíficas que se estaban haciendo, en las voces que han salido de forma pública, en la forma en la que la gente realmente se metía en el papel. Se pasó de la tristeza a un sentimiento de inspiración absoluta, la marea está cambiado», reflexionaba.

Sobre el movimiento «Black Lives Matter», Meghan Markle hace hincapié en que no es nuevo el trasfondo de racismo que hay en la humanidad. Sin embargo, explica que se están haciendo cambios correcto y espera poder formar parte de ellos. «Quiero usar mi voz, algo que no he podido hacer antes. Sí, es bueno estar en casa«, recalcaba.

Hizo alarde, ademas, de una conversación íntima entre ella y su marido sobre el poder de los medios de comunicación, uno de los muchos motivos que catapultó su marcha de la Familia Real. «Mi marido y yo hablamos a menudo de los titulares ‘clickbait’ que solo intentan llamar la atención. Si solo buscas llamar la atención de algo y mantenerlo, se está buscando algo lascivo en lugar de algo veraz. Solo en el momento en el que las informaciones vuelvan a ser veraces y busquen la verdad, se podrá ayudar a unir a las personas de una comunidad», insistía.

Isabel II de Inglaterra vs. Diana de Gales

También ha habido diferencias de comportamiento entre la reina Isabel II de Inglaterra y Diana de Gales, otras dos caras muy reconocidas de la familia real británica. La gran diferencia entre ellas pasaba también por su comportamiento en los diferentes actos públicos que protagonizaban. De hecho, Isabel II siempre se ha mostrado más distante, y se ha decantado por no dar la mano cuando saludaba, algo que sí hacía Diana de Gales, mostrándose más cercana y empática. Carmen Enríquez lo explica en el plató del debate de ‘Lazos de Sangre’ muy bien: «El pueblo alababa a Diana porque tocaba a la gente», explica rotunda.