Nuevo golpe para Meghan Markle: un familiar vende fotos inéditas de su infancia

Meghan Markle parece no encontrar la paz. Ahora un familiar la ha traicionado y ha comercializado con 30 fotografías inéditas de su infancia. No ha sido su hermana, tampoco su padre, sino su tío el que se ha sumado ahora a la traición más sucia hacia la duquesa de Sussex

Siguen las malas noticias para Meghan Markle. Cuando ha empezado la cuenta atrás para que la Duquesa de Sussex se convierta en madre, una nueva traición familiar podría empañar el esperadísimo momento.

Esta vez ha sido Joseph Johnson, hermanastro de la madre de Meghan, quien ha asestado un inesperado golpe a la mujer del Príncipe Harry al vender 30 fotografías inéditas de la infancia de la futura mamá a un conocido periódico inglés. Lo cierto es que Johnson, de 69 años, no tiene relación alguna con la Duquesa de Sussex ni con su madre, algo totalmente comprensible si se tiene en cuenta que no es la primera vez que el ‘tío’ de Meghan comercializa con las imágenes más personales de la que fuera protagonista de ‘Suits’.

La llegada de Meghan Markle a la familia real británica no está siendo todo lo fácil que el hijo de Diana de Gales podría haber esperado. Al hecho de que la mujer que ha elegido para compartir su vida sea americana y divorciada se une su pasado como actriz y ‘celebrity’, algo muy llamativo dentro de la discreción que envuelve a la corona inglesa. Además, las turbulencias que reinan en la vida familiar de Meghan Markle, siendo su padre uno de los grandes traidores de la intimidad de la duquesa, podrían no estar sentando bien en un entorno tan tradicional como el de las monarquías europeas.

Quizás por este motivo, Meghan Markle ha decidido tomar las riendas de su nueva vida y limitar la exposición de las parcelas más privadas de su vida, como es el inminente nacimiento del que será su primer hijo o hija. A pocos días de dar a luz, los Duques de Sussex han comunicado que no habrá posado a las puertas del hospital con el recién nacido y que no será hasta dos o tres días después de la llegada al mundo del bebé cuando se publiquen fotografías oficiales del nuevo miembro de la familia real.