Reino Unido afronta una nueva etapa con Carlos III recién proclamado Rey. Los distintos miembros de la Casa Real británica también asumen nuevos retos. 48 horas después de la muerte de una monarca irrepetible hemos podido ver las primeras imágenes de Meghan Markle, la mujer del príncipe Harry. Una destacada aparición pública que se ha producido en el castillo de Windsor y tiene como objetivo rendir tributo a Isabel II. 

kate, guillermo, meghan, guillermo 1

Meghan Markle, de riguroso ruto, se ha mostrado con semblante serio y ha estado muy arropada por su marido, el príncipe Harry quien sostenía su mano en todo momento. A su lado los nuevos príncipes de Gales, Guillermo y Kate, caminaban de forma separada. La ex actriz estadounidense ha recibido el cariño de las cientos de personas que se han congregado en la zona. También ha tenido tiempo de recibir las condolencias y leer algunos de los mensajes que muchos ingleses han dejado junto a un mar de ramos de flores.

La reaparición de Meghan Markle

Tras la muerte de Isabel II muchas miradas se han puesto en Meghan Markle. No acudió al castillo de Balmoral donde la monarca murió el pasado jueves, 8 de septiembre. Y hasta este sábado, una vez finalizada la proclamación de Carlos III, no la habíamos visto. Hace dos años comenzó una nueva etapa para el príncipe Harry y su mujer en Estados Unidos. Un tiempo controvertido que arrancó con el sonado ‘Megxit’ y que fracturó a la familia, también distanció a los hijos de Carlos III. Hoy la familia ha realizado un acto de unión en tributo a Isabel II y parece que las viejas rencillas han caído en el olvido. 

meghan, guillermo

Según publica el diario ‘Daily Mail’ una fuente del Palacio de Kensington ha confirmado que el nuevo príncipe de Gales ha invitado a los duques Sussex a unirse a este tributo realizado en las inmediaciones del castillo de Windsor. Una sonada reaparición que se produce pocos minutos después de que el príncipe Guillermo dedicara una preciosa carta a su abuela. Una misiva en la que expresaba lo importante que había sido la figura de Isabel II en su vida.

«Ella estuvo a mi lado en mis momentos más felices. Y ella estuvo a mi lado durante los días más tristes de mi vida. Sabía que llegaría este día, pero pasará algún tiempo antes de que la realidad de la vida sin Grannie se sienta realmente real. Le agradezco la amabilidad que nos mostró a mi familia y a mí. Y le agradezco en nombre de mi generación por dar un ejemplo de servicio y dignidad en la vida pública que fue de otra época, pero siempre relevante para todos nosotros», reza el comunicado del príncipe de Gales.