La exactriz y el príncipe Harry han tenido una reunión secreta con Gavin Newsom, el gobernador de California.


Desde que comunicaran la decisión de dar un paso atrás dentro de la Familia Real Británica, Meghan Markle y el príncipe Harry intentan seguir con su vida adaptados completamente en Estados Unidos. A lo largo de este año, han salido varias informaciones que apuntan a que la duquesa de Sussex está intentando meterse en política. Y parece que estaría más cerca que nunca.

@FortuneMagazine

Tal y como publica ‘The Sun’, Meghan Markle podría seguir los pasos de Arnold Schwarzenegger y poner un pie en política después de que tuviera una reunión secreta con «un demócrata de alto rango». En concreto, según explica el tabloide británico, los duques de Sussex estuvieron hablando durante más de una hora con Gavin Newsom, el gobernador de California. Aunque no ha trascendido detalles de su encuentro por videoconferencia, lo cierto es que el entorno del gobernador han indicado que tan solo se trataba de una primera toma de contacto debido a que la residencia de los duques de Sussex está fijada en ese estado.

«Ella está haciendo todo lo posible y todo lo que le permiten, dado su nuevo papel, pero definitivamente está poniendo el pie en el gua. Una vez que el dedo del pie está en el agua, todo el pie está dentro y lo siguiente que sabes es que se mete hasta la rodilla y luego ya estás dentro», indica Mike Trujillo, un destacado estratega demócrata, a ‘The Times’. «Todo lo que está haciendo se parece mucho a lo que han hecho otros antes de postularse para sus respectivos cargos«, proseguía.

Según Trujillo, el compromiso del nieto de la reina Isabel II y su mujer con la justicia racial y los servicios de salud mental les podrían proporcionar el punto de partida para una carrera política. Asimismo, indican que otro de sus pasos habría sido la invitación que le hicieron a Stacey Abrams, la culpable de haber ayudado a Joe Biden a ganar las elecciones en Georgia, en su podcast de Spotify. «No me sorprendería ver que el príncipe Harry se involucra más«, aseguraba Roger Salazar, otro estratega demócrata.

Hace unos meses, semanas después de lanzar el comunicado de renuncia a la Casa Real, los rumores sobre un posible salto a la política por parte de Meghan Markle era constante. En concreto, según fuentes cercanas al matrimonio consultadas por ‘Daily mail’, Meghan Markle estaría planeando dar el salto a la política. «La duquesa de Sussex ha estado muy frustrada por no poder mostrar sus intereses políticos después de casarse con Harry. Tiene mucho interés en la política y tiene unas opiniones muy formadas, aunque no ha sido libre y no ha podido compartirlas», revelan al diario británico.

Meghan Markle no acompañará al príncipe Harry en su regreso a Reino Unido

GTRES

Aunque dependerá de la situación de emergencia sanitaria, el príncipe Harry prepara a conciencia su regreso a Reino Unido de cara al próximo cumpleaños de la reina Isabel II. En concreto, será a principios de verano coincidiendo también en la fecha con la inauguración del monumento en homenaje a Lady Di. Será un viaje en solitario puesto que no estará acompañado por Meghan Markle ni el pequeño Archie. A parte de ser un viaje para reencontrarse con su familia, el hijo del príncipe Carlos también pondrá sobre la mesa una posible prórroga de su acuerdo de salida de Casa Real para que no puedan quitarle sus títulos militares.

Según cuentan fuentes cercanas a la pareja al medio citado anteriormente, la decisión de Meghan de no acompañar a su marido no debería de entenderse como un feo a la Casa Real sino tan solo es una decisión «personal y práctica» por parte del matrimonio. Así, la ausencia de la que fuera protagonista de ‘Suits’ «evitaría un dolor de cabeza» al personal diplomático de la capital británica. De la misma forma, también se indica que así evitaría eclipsar a su marido con su presencia.

Como avanzó en su momento ‘Daily Mail’, el matrimonio se está encargando de hacer diversas videollamdas a varios miembros de la Familia Real antes de que pongan rumbo a Reino Unido. “Son conversaciones en todo amigables y menos conflictivas que las que tuvieron lugar en enero en Sandringham”, indicaba una fuente cercana al Palacio de Buckingham a ‘The Sun’.