Las mofas “racistas” de la BBC a Meghan Markle, un escándalo de Estado

Meghan Markle ha sido satirizada en el nuevo programa de la BBC. El problema surge cuando la convierten en alguien que no es y se insulta a la raza negra. Las críticas al programa surgen porque se incluye a la esposa del príncipe Harry en un estereotipo muy peligroso

La BBC ha estrenado nuevo programa y para muchos ha sido un fracaso, pero siendo honestos, realmente ha sido un éxito sin parangón. Se trata del programa ‘Tonight with Vladimir Putin’, un espacio en el que unos avatares virtuales que emulan a los grandes personajes de la política, de la realeza o del mundo del espectáculo son satirizados. Entre ellas, Meghan Markle. La polémica ha sido tal, que las acusaciones de “racismo” han puesto en boca de todos este nuevo programa de la BBC, motivo por el cual su fama no es buena, pero el nacimiento de este nuevo espacio ha sido un éxito rotundo.

Meghan Markle, acusada de «falsa» por su gesto con su cuñado

La Meghan Markle en 3D tiene sección propia en el programa que supuestamente presenta Vladimir Putin, también en 3D. Su sección se llama ‘Meghan Markle’s Royal Sparkle’ y nada más estrenarse en las redes sociales las críticas al programa han sido feroces. El motivo no ha sido otro que el tono de piel que le han adjudicado a la versión digital de la mujer del príncipe Harry de Inglaterra. Un detalle que bien podría ser nimio, pero que muchos han destacado como “racista” e “injustificado”, al tratar de hacer parodia con sus orígenes.

Los usuarios que han abanderado esta polémica y que han situado a la BBC entre las cuerdas ante acusaciones de “racismo”, aseguran que esta versión de Meghan Markle se aleja mucho de la realidad. No es su color de piel, no es su forma de actuar y no están dispuestos a tolerar que se ridiculicen o se haga burla del origen racial de la duquesa de Sussex, cuya madre, Doria Ragland, es afroamericana.

También se han quejado de que la forma de actuar de Meghan Markle en esta parodia es muy agresiva y estereotipa una conducta criminal asociada a la raza negra. Desde el público se le hacen preguntas a la falsa Meghan Markle y ella contesta con soltura, pero también con rudeza. Uno de los asistentes le preguntaba qué era lo que más le molestaba y ella aseguraba que “le cogiesen el peine”. Pero después incluye insultos a la Reina Isabel II: “Cuando entro en mi habitación y noto que han usado mi peine, porque está lleno de pelo de guarrilla que se está volviendo gris, le digo que no se vuelva a acercar a mi peine o te rajo”.

Semanas antes, un presentador de la BBC fue despedido tras publicar una comparación entre el hijo de Meghan Marke y el príncipe Harry con un chimpancé. Esta analogía racista sentó muy mal y la repercusión hizo que el profesional perdiese su trabajo.