Este miércoles Carlos III ha protagonizado un incómodo momento. El rey ha visitado York, el norte de Inglaterra, y justo mientras saludaba a las personas congregadas en la ciudad ha recibido tres huevos que, por suerte, no han caído sobre él. Un hombre apostado en el público se los ha lanzado y han caído justo a sus pies, lo que ha evitado que el mal fuera mayor. Acompañado en todo momento de la policía y del personal de seguridad, el hijo de la Reina Isabel ha continuado con normalidad su visita y el hombre que ha cometido la infracción ha sido detenido.

Carlos III
Redes sociales

Eso sí, en los primeros minutos tras este ataque el Rey ha sido apartado y llevado a un sitio con más seguridad por su personal. Un momento en el que se han escuchado los abucheos hacia el detenido, quien antes de lanzar los huevos contra el soberano decía «Este país fue construido con la sangre de esclavos». A la vez se escuchaba a otros cantar ‘que Dios salve al Rey’, lo que demuestra el apoyo que recibe el monarca en su país. 

Aunque no siempre así. Nos remontamos a hace tan solo unos días cuando su figura de cera, la cual está ubicada en el Museo de Cera Madame Tussauds de Londres, fue atacada por un grupo de ecologistas. Estallaron varios tartazos contra el ‘gemelo’ de Carlos III después de pagar su entrada como cualquier otro visitante y poco después estamparon el postre contra la figura de Carlos. Nadie podía dar crédito, pero ahora se vuelve a demostrar que el rey tiene otros enemigos, hecho que se ha demostrado de nuevo hoy.

carlos iii
Gtres

Quién sabe si en un intento por llamar la atención, pero el detenido ha arrojado un total de 3 huevos contra Carlos III mientras se encontraba con Camilla. El infractor se encontraba entre la multitud, intentando quizás pasar desapercibido, sin embargo, no ha sido posible. Se desconoce el nombre y detalles de la persona que ya ha localizado la policía y que nada más delinquir ha sido captado por los presentes.

Corría el año 1992 cuando su madre, la Reina Isabel, corrió la misma suerte que ahora el Rey Carlos III. Durante su visita a Alemania fue atacada en Dresde con un lanzamiento de huevos, aunque como el monarca no recibió ninguno directamente contra ella. Un instante que en su día copó titulares y que varias décadas después sigue dando que hablar.