Como cada año, el 25 de diciembre la Familia Real británica se ha reunido para acudir a la tradicional misa de Navidad que ha tenido lugar en el interior de la iglesia de Santa María Magdalena, ubicada en Sandringham, donde Isabel II posee una de sus residencias privadas. Hasta allí se han desplazado el príncipe Guillermo junto a Kate Middleton y sus dos hijos mayores: Charlotte y George; la reina Isabel o el príncipe Andrés, entre otros miembros de la Casa Real británica.

Esta misa ha tenido lugar a las 11 horas de la mañana de manera pública y dos horas antes la Reina ha podido disfrutar de un servicio privado donde ha podido comulgar. A la entrada de la iglesia hemos podido ver a varios miembros de la familia real, pero con unas sonadas ausencias: la de los duques de Sussex, que están disfrutando de su Navidad más especial tras la llegada de su hijo Archie Harrison.

Sin lugar a dudas, a pesar de las sonadas ausencias, los grandes protagonistas han sido los hijos de los duques de Cambridge: George y Charlotte. Los pequeños se han mostrado muy pendientes de todo lo que ocurría a su alrededor, además de que hasta han recibido un regalo por parte de sus padres: unos globos, con los que han jugado a la salida de la misma.

Para la ocasión, la Reina de Inglaterra ha lucido un llamativo traje rojo con sombrero a juego. Isabel II ha llegado en uno de sus coches oficiales y lo ha hecho muy sonriente, saludando a todos los asistentes a la misa de Navidad.

1Los duques de Cambridge junto a sus hijos no han querido perderse esta tradicional cita

2Los conde de Wessex han acudido con su hija Lady Louise Windsor

3La Reina Isabel II ha optado por un traje rojo con sombrero a juego

4Kate se ha mostrado muy pendiente de sus hijos

5George y Charlotte han acaparado todo el protagonismo

6El príncipe Carlos ha llegado con su esposa la duquesa de Cornualles

7A la pequeña Charlotte le han regalado hasta un globo con forma de flamenco