Harry de Inglaterra celebra hoy su 37 cumpleaños muy lejos de la familia Windsor. Eso sí, no le han faltado las tradicionales felicitaciones públicas… aunque sean más bien frías.


El príncipe Harry de Inglaterra hoy cumple 37 años. Pero lo hace muy lejos de su familia, separados por miles de kilómetros de distancia. Unos en Inglaterra y él con su esposa y sus dos hijos en Estados Unidos. Eso sí, nobleza obliga, y no le han faltado las obligadas felicitaciones públicas de cumpleaños. Fieles a la tradición, los distintos miembros de los Windsor han publicado sus mensajes a través de sus cuentas de redes sociales oficiales. Felicitaciones que a la luz de los hechos pueden considerarse corteses, pero más bien justitas en cuanto a contenido.

Su hermano y su cuñada, los duques de Cambridge, se han desmarcado con un sencillo y escueto «¡Feliz Cumpleaños, príncipe Harry!», acompañado de una foto del joven sonriente y un globito al lado del texto.

Kensington Royal.

Las cuenta de Royal Family, el cauce oficial de su abuela la reina Isabel de Inglaterra, muestra otra felicitación en la misma línea: «¡Deseamos al duque de Sussex un Feliz Cumpleaños hoy!». Con otro globito y cuatro fotos de diferentes momentos. Una de ellas junto a su mujer, Meghan Markle.

Por último, Carlos de Inglaterra, padre de Harry, y su esposa, Camilla de Cornualles, también han querido sumarse a la celebración: «¡Deseando al duque de Sussex un Feliz Cumpleaños hoy!», junto al emoticono de una tarta de cumpleaños. El mensaje va acompañado de tres fotografías, en una de las cuales aparece el príncipe Harry de niño junto a su padre durante un acto oficial.

Clarence House.

Harry de Inglaterra ya no pertenece a la Familia Real británica, en el sentido de que ya no trabaja para ellos, pero continúa formando parte de la línea de sucesión. En el último año y medio todo ha cambiado para él. Se ha mudado a vivir a California, donde está criando a sus dos hijos, Archie Harrison y Lili Diana (nacida el pasado 4 de junio), y ha iniciado una etapa en la que debe acoplarse a otras rutinas.

Ahora está volcado en sus labores solidarias junto a su esposa a través de su propia fundación, Archewell, y parece haber recuperado la felicidad y la paz que supuestamente la vida de ‘royal’ no le brindaba. Aunque para ello se haya despachado a gusto con duras declaraciones que no han sentado bien a la familia Windsor.

© CBS.

Todos recordamos su entrevista televisiva con Oprah Winfrey, en la que aseguraba que su padre y su hermano estaban «atrapados» en el sistema. Eso le ha granjeado el distanciamiento, físico y sentimental, de los suyos. Durante todo este tiempo solo ha viajado en dos ocasiones a su país natal, una para acudir al funeral de su abuelo, el duque de Edimburgo, y otra para inaugurar la estatua homenaje a su madre, Diana de Gales, en la que coincidió con el príncipe Guillermo. Pero al menos siguen manteniendo las formas. Hoy el príncipe Harry celebra su 37 cumpleaños con su ‘nueva’ familia, en la soleada California.