Los duques de Cambridge publican dos nuevas fotografías con motivo de sus diez años de matrimonio. Sonrientes, abrazados… ¡Adorables!


El príncipe Guillermo y Kate Middleton hoy están de aniversario. Se cumplen 10 años de su boda en Westminster, una fecha tan importante como para publicar unos nuevos retratos de la pareja y compartir con el mundo su alegría. Kensington ha lanzado dos fotografías que ilustran a la perfección la complicidad que muestra el matrimonio.

Chris Floyd/Kensington Royal.

En una de las instantáneas Guillermo y Kate aparecen sentados, ella por delante, en un jardín. Ambos sonríen. La duquesa está radiante con la melena suelta ondulada y un vaporoso vestido azul con estampado de flores de aire boho que nunca le habíamos visto en público. Por cierto, de la firma Ghost. Costaba 224 euros y ya está agotado. ¡Efecto Kate! Además de un precioso colgante de diamantes con forma de flor. De azul también el príncipe, con jersey fino, camisa vaquera y chinos, quien la mira con cierto gesto arrobado. Sus manos permanecen entrelazadas.

En la segunda, las distancias se acortan. El matrimonio posa, o más bien parece ‘pillado’, en un momento más relajado de la sesión. El fondo es el propio palacio de Kensington, su residencia oficial en Londres. El príncipe mira a cámara, mientras Kate se desternilla dirigiendo sus ojos a un lado.

Chris Floyd/Kensington Royal.La pareja se abraza intensamente y la duquesa muestra ante el objetivo su anillo de compromiso, el famoso anillo de zafiros que perteneció a Diana de Gales, y que no se quita desde que Guillermo se lo entregó, en noviembre de 2010. La pose recuerda precisamente a la foto oficial de su compromiso, en la que también aparecían abrazados y sonrientes. ¿Un guiño al amor inalterable?

Según Kensington, las fotografías fueron tomadas esta misma semana con ocasión del aniversario. El autor de las mismas es Chris Floyd, un reconocido fotógrafo y director de cine británico, especializado en retratos a personalidades famosas, desde políticos a estrellas de rock. Él mismo ha contado cómo ha sido la experiencia de poner delante de su cámara a dos ‘royals’ de tal relevancia.

«Hace poco visité Cambridge por primera vez en mi vida. Ese mismo día, por una asombrosa coincidencia, también fue el día en el que me pidieron que fotografiara al duque y la duquesa de Cambridge por su décimo aniversario de boda. Fue emocionante pasar algo de tiempo con ellos en el palacio de Kensington, especialmente porque a duquesa es una fotógrafa bastante entusiasta. ¡Feliz aniversario!».