El príncipe Guillermo ha realizado una broma sobre el coronavirus y sus muertos. Algo que no ha sentado nada bien y que le está granjeando feas críticas por su insensibilidad


El coronavirus está traspasando el límite entre lo que consideraban una enfermedad acrecentada por el miedo, a un pánico real por el contagio y propagación del virus. El Covid-19 está cerca de convertirse en una pandemia mundial que amenaza a las grandes potencias del planeta, pero al príncipe Guillermo esto parece que le pilla de muy lejos, porque se ha permitido el lujo de gastar una broma que se ha viralizado en las redes, por las críticas que ha cosechado ante su osadía. Y es que, por mucho que se quiera restar importancia a lo que está sucediendo, nunca hay que olvidarse del hecho de que hay muchas personas que están muriendo por todo el mundo a consecuencia del coronavirus.

El príncipe Guillermo, casi incluso más el príncipe Harry, son conocidos por su peculiar sentido del humor y su cercanía. Sin embargo, el mayor de los hermanos parece haber traspasado la línea cuando ha encontrado en el coronavirus un motivo de chanza. Fue durante la visita de los duques de Cambridge a Irlanda, donde tuvieron oportunidad de visitar la fábrica de Guinness y aprender a tirar una caña en condiciones. Allí, además de expertos en cerveza, también había paramédicos con los que Guillermo y Kate Middleton charlaron animadamente. La polémica surgió cuando el coronavirus entró a animar la conversación.

“Me imagino a todo el mundo diciendo ‘Me estoy muriendo, tengo coronavirus’ y vosotros ‘No, solo tienes tos’”. Esta es la broma que el príncipe Guillermo hizo con sus interlocutores y que ha trascendido para convertirse en polémica. Seguramente la situación le permitió sentirse cómoda y hablar sin reparos sobre el coronavirus en actitud relajada, aunque comprenda el pánico que está provocando entre los ciudadanos, incluso en el colegio de sus hijos, donde ya se han tomado medidas para evitar el contagio.

Pese a ello, las críticas hacia el príncipe Guillermo han sido feroces, subrayando la falta de tacto del futuro rey de Reino Unido con las víctimas del coronavirus: “Su humor es tan frío y espeluznante como él y la institución polvorienta que representa”, le dedica un usuario en las redes sociales, donde también ha recibido duros insultos que optamos por no reproducir. También hay quien le ha defendido, poniendo de relieve que un poco de humor no hace daño y ayuda a calmar el ambiente. ¿Consideráis apropiadas sus palabras o son una ofensa grave?