El nieto de la reina de Inglaterra y su mujer han mostrado su faceta más personal y familiar y han relatado cómo están viviendo estos difíciles momentos.


La crisis sanitaria por la que está atravesando el mundo debido a la pandemia que está afectado a más de 181 países nos está dejando situaciones insólitas e históricas que muy difícilmente vamos a poder olvidar. Y aún más en lo que al terreno de las monarquías europeas se refiere. Debido a las estrictas medidas y restricciones que han adoptado los Gobiernos, hemos podido ver a varios miembros de las diferentes Familias Reales como nunca antes lo habíamos hecho. Videollamadas desde sus respectivos despachos, pasando por mensajes de concienciación y responsabilidad a la nación, hasta la lucha en primera persona para acabar con el virus.

A este respecto, hay que mencionar la entrevista que concedieron los duques de Cambridge a ‘BBC Breakfast’ en la que mostraron su lado más personal y se sinceraron acerca de las preocupaciones y miedos que les han surgido en estas duras semanas. El príncipe Guillermo y Kate Middleton intervenían en el espacio matinal de la cadena pública de Reino Unido para hablar de una nueva campaña que ambos han impulsado para mostrar su concienciación acerca de la salud mental durante estos difíciles momentos.

Las preocupaciones de los duques de Cambridge

Los medios británicos tachan la intervención de los duques de Cambridge como histórica y reveladora debido a la manera tan cercana y personal que tuvieron a la hora de hablar de los diferentes asuntos por los que les preguntaron. El príncipe Guillermo se mostró muy preocupado por la salud de sus abuelos, la reina Isabel II y el duque de Edimburgo, aunque reconoció que le daba cierta tranquilidad el hecho de que se encontraran aislados en el Castillo de Windsor. Además, el hermano del príncipe Harry también reconoció que estuvo muy afectado después de que le comunicaran el positivo por COVID-19 de su padre y pasó unas semanas muy inquieto esperando buenas noticias.

Por su parte, Kate Middleton mostró su lado más familiar después de sacar a relucir su preocupación por la educación de sus hijos. Entre risas, la duquesa de Cambridge admitía que era muy importante que los más pequeños de la casa se mantuvieran entretenidos. Aunque reconocía que no era buena que sus hijos tuvieran tantos deberes. Y en cuanto a los más pequeños se refieren, el nieto de la reina de Inglaterra y su mujer desvelaron que están muy pendientes del pequeño Archie, quien cumplirá un año en los próximos días.