En un mensaje dirigido a las estudiantes de su antiguo colegio, Meghan Markle se pronuncia sobre los disturbios raciales en su país y lamenta no haber hablado antes.


Meghan Markle ha roto su silencio desde su residencia de Los Ángeles. Y lo ha hecho para significarse sobre el asunto que lleva diez días acaparando la atención en Estados Unidos y el resto del mundo a raíz del asesinato de George Floyd. Las manifestaciones y disturbios en todo el país para denunciar las prácticas racistas en el ámbito policial, y por extensión en toda la sociedad, son imparables. Como sabemos, la esposa del príncipe Harry de Inglaterra es afroamericana por parte de madre y es un tema con el que está muy sensibilizada desde niña. Por eso no ha querido esperar más para dar su opinión sobre ello. Aunque por otro lado se lamente de haber esperado tanto para hacerlo…

Precisamente sus palabras han estado dirigidas a las nuevas generaciones de mujeres que deben vivir con esta lacra. Meghan Markle se dirigía en un mensaje grabado en vídeo a las alumnas del instituto del Inmaculado Corazón de Los Ángeles que se gradúan este 2020. Ella estudió en dicho centro (privado, católico y exclusivo para féminas ubicado en la zona de Los Feliz en Los Ángeles) desde los 11 hasta los 18 años. Por esa especial vinculación sus responsables le pidieron que animase a las jóvenes con un discurso alentador para celebrar la tradicional ceremonia de graduación, aunque debido a la crisis del Covid-19 esta edición ha tenido que llevarse a cabo de manera virtual.

El mensaje completo lo ha colgado la revista femenina Essence, enfocada al público afroamericano, a instancias de la propia Meghan, donde la duquesa de Sussex deja constancia de lo mal que se siente por lo que está ocurriendo en su país natal. Vestida de manera sencilla, con una chaqueta de punto y un top blancos, el pelo recogido en una coleta baja con raya al medio y sin apenas maquillaje, Meghan Markle comienza su discurso haciendo referencia a la difícil situación que están atravesando.

«Lo que está ocurriendo en nuestro país, en nuestro estado y nuestra ciudad de Los Ángeles… No estaba segura de lo que podría deciros. Quería decir lo correcto. Pero me he dado cuenta de que lo único malo es no decir nada… porque la vida de George Floyd importaba y la de Breonna Taylor y las de Philando Castile y Tamir Rice… así como la de otras  muchas personas cuyos nombres conocemos y otros que no sabemos».

Meghan Markle no podía ocultar su dolor al pronunciar estas palabras, con gestos de emoción contenida y miradas al cielo. Durante el mensaje, la esposa de Harry recordó sus tiempos como estudiante en ese colegio, donde afirma que encontró su propia voz. Fue allí donde comenzó sus labores benéficas, participando en actividades de caridad, siempre alentada por sus profesores.

Una de ellas, la señora Pollia, recuerda Meghan, le dijo algo que la ha acompañado toda su vida: «Recuerda siempre poner las necesidades de los demás por encima de tus propios miedos». Un ejemplo que ella ha tratado de seguir desde entonces. Ahora que no pertenece oficialmente a la realeza británica, su marido y ella se han propuesto continuar sus tareas solidarias enfocadas en ayudar a los demás. A continuación, puedes leer todo lo que Meghan Markle tiene que decir en medio de una auténtica revolución a favor de los derechos de todos los seres humanos, sin importar la raza ni el color.