Una nueva e importante etapa comienza en la Corona británica. Menos de 48 horas después del fallecimiento de una reina única e irrepetible, Isabel II, su primogénito Carlos III ha sido proclamado Rey de Inglaterra. La solemne ceremonia comenzaba a las 10:00 de la mañana -11:00 hora española-, en el interior del palacio de St. James, ubicado en el centro de Londres. El acto ha sido será retransmitido en directo por la televisión británica y seguido de cerca por un destacado número de medios internacionales ante una gran expectación. 

Carlos III
Gtres

Por primera vez en la historia del país, Reino Unido ha podido seguir esta ceremonia de proclamación a través de la pequeña pantalla. Entre los distintos miembros que han seguido la ceremonia, también estaba la mujer de Carlos III, la reina consorte Camilla, y el príncipe Guillermo. Alrededor de 250 consejeros han estado presentes, entre los que se encontraban la primera ministra Liz Truss, y los exprimeros ministros Boris Johnson, Theresa May, David Cameron, Gordon Brown y Tony Blair. Además, importantes funcionarios públicos, altos comisionados de la Commonwealth, parlamentarios, exparlamentarios y el alcalde de Londres también han asistido a la proclamación. El acto ha estado presidido por Penny Mordaunt, Lord Presidente del Consejo de Adhesión.

Nace un nuevo Rey: Carlos III

La ceremonia se ha dividido en dos actos diferenciados. El primero, no ha contado con la presencia de Carlos III, y ha sido cuando se le ha proclamado nuevo monarca por el Consejo de Adhesión. Penny Mordaunt anunciaba la muerte de Isabel II y solicitaba al Secretario del Consejo que leyera en voz alta el texto de la Proclamación de Adhesión, justo antes de que el organismo firmara el documento.

Carlos III
Gtres

El segundo acto ha tenido como eje central celebrar el primer consejo privado del nuevo Rey de Inglaterra. Es aquí donde Carlos III ha realizado un segundo discurso como Rey. Un breve mensaje en el que ha recordado el destacado papel de su «querida » madre». «Su reinado fue inigualable en su duración, su dedicación y su devoción. Incluso mientras estamos afligimos, damos gracias por esta vida tan fiel», ha manifestado.

«Es mi doloroso deber anunciarles el fallecimiento de mi amada madre, la Reina. Sé profundamente cuánto ustedes, la nación entera, y creo que podría decir que el mundo entero, simpatiza conmigo por la pérdida irreparable que todos hemos sufrido. Es el mayor consuelo para mí», ha afirmado durante esta histórica intervención. También ha destacado que ofrecerá su vida a este nuevo deber. «Se me ha conferido una tarea a la cual voy a dedicar el resto de mi vida». Poco después ha hecho su juramento como nuevo Rey de Inglaterra y acto seguido ha firmado los documentos donde se incluye el título elegido: Carlos III. La ceremonia ha concluido cuando se ha procedido a la lectura de proclamación desde el balcón de St James. Poco después ha sonado un memorable ‘God save the King’ que cierra una acto que ya forma parte de la historia reciente de Reino Unido.