Uno de los fastos actos fúnebres más esperados para despedir a la reina Isabel II ya se ha celebrado. Este miércoles en la tarde, en torno a las 2.22 horas (una hora más en España), los restos mortales de la soberana abandonaban el palacio de Buckingham en una carroza de la Artillería Real. Ha hecho un recorrido por algunas de las calles más imponentes de Londres antes de llegar hasta Westminster, donde su cuerpo descansará hasta el lunes, que tendrá lugar el funeral de Estado. Sus cuatro hijos, Carlos, Ana, Andrés y Eduardo, junto a dos de sus nietos, Guillermo y Harry, formaban parte de la comitiva que acompañaba a la Reina en este último paseo. Por otro lado, sus respectivas mujeres viajaban en coches oficiales siguiendo la mencionada comitiva. La reina consorte, Camila, lo hacía junto a Kate Middleton. Sin embargo, Meghan Markle llegaba acompañada de Sofía de Wessex, esposa del príncipe Eduardo.

DL-u517780-006
Gtres

La Reina consorte y Kate Middleton han demostrado estar muy unidas durante los últimos meses. Sin embargo, esta no es la única razón por la que han hecho este viaje juntas, sino siguiendo cada uno de los pasos protocolarios que manda la Corona británica. El príncipe Guillermo es el segundo de la línea de sucesión, por lo que si no hay ningún imprevisto, será él quien reine cuando su padre muera (o abdique). Ya convertidos en Príncipes de Gales, Guillermo y Kate suman nuevas responsabilidades a su papel como miembros de la Corona británica. Por este motivo, ambas mujeres han viajado juntas en este vehículo oficial.

Meghan Markle y Sofía de Wessex vuelven a acercar posturas

Detrás del mismo viajaban Meghan Markle y Sofía de Wessex, la esposa del príncipe Eduardo, el hijo menor de Isabel II. En varios actos públicos ambas habían mostrado la buena sintonía que hay entre ellas. Además, al comienzo del matrimonio entre los duques de Sussex los medios británicos apuntaban a que Sofía de Wessex se convirtió en la confidente de Meghan.

DL-u517779-003
Gtres

Sin embargo, unas declaraciones de Sofía en el año 2020 confirmaban el malestar que tenía tanto con Meghan como con Harry. «Todos tratamos de ayudar a cualquier nuevo miembro de la familia», se limitaba a apuntar en una entrevista publicada en The Sunday Times cuando le preguntan por cómo fue su relación con la duquesa y a decir que «solo espero que sean felices».

Sin embargo, la muerte de Isabel II parece que ha hecho que cada uno de los miembros de la familia real británica deje de lado sus diferencias y se unan para rendirle el mejor de los homenajes. Todos han mostrado su unión para desmedir a Isabel II, algo que no se vio en el funeral de Felipe de Edimburgo.