La hija del príncipe Andrés de Inglaterra y Sarah Ferguson se ha dado el «sí, quiero» en Windsor con el empresario italiano Edoardo Mapelli tras cancelar su boda el pasado 29 de mayo.


La princesa Beatriz de York ha decidido que la pandemia del coronavirus no le va amargar más la vida. Por lo pronto hizo que tuviera que posponer su boda con su prometido, Edoardo Mapelli, con el que iba a contraer matrimonio el pasado 29 de mayo. La pareja lo tenía todo preparado, iba a ser una boda real, en la capilla del palacio de Saint James en Londres, con la asistencia de la familia Windsor. Su vestido de novia también estaba listo en la percha… Los novios esperaron todo lo posible hasta anunciar lo que parecía inevitable, que al final no se celebraría, lo cual tuvieron que aceptar cayéndoles como un jarro de agua fría. Pero en el camino parecen habérselo pensado mejor y, según publica el diario Daily Mail, Beatriz y Edoardo ¡se han casado hoy en secreto!

La pareja se ha dado el «sí, quiero» es una íntima ceremonia celebrada en el Castillo de Windsor, uno de los lugares más queridos para la familia de la reina Isabel II. De hecho, esta ha pasado allí todo el confinamiento durante la crisis sanitaria junto a su marido, Felipe de Edimburgo. También fue el sitio escogido por su primo el príncipe Harry para casarse con Meghan Markle, el 19 de mayo de 2018.

Ha trascendido que tanto la soberana como su marido, el duque de Edimburgo, sus abuelos, han estado presentes, al igual que sus padres y su hermana, la princesa Eugenia de York, con su marido, Jack Brooksbank. Hay que recordar que Andrés de Inglaterra lleva meses manteniendo un bajo perfil entre las sospechas por su supuesta implicación en la trata de menores de su antiguo amigo Jeffrey Epstein y que el pasado noviembre anunciaba su renuncia a sus deberes públicos, con el permiso de su madre, la reina Isabel.

Según el periódico, Beatriz y Eduardo habrían intercambiado sus votos hoy mismo en la Capilla Real de Todos los Santos, en las inmediaciones del hogar que comparten los ilustres divorciados Andrés y Fergie en el Royal Lodge, dentro del gran complejo palaciego de Windsor. Se ha visto salir en su coche a la reina, vestida de azul y con sombrero adornado de flores, con una gran sonrisa.

Actualmente en Reino Unido están permitidas las bodas con la asistencia de 30 invitados como máximo y siempre guardando las distancias de seguridad y todas las precauciones contra el virus. Beatriz de York ha pasado el confinamiento, decretado en su país el pasado 23 de marzo, en la casa de su ‘suegra’, Nikki Shale, una impresionante mansión campestre cerca de Chipping Norton.

Beatriz, de 31 años, lleva apenas dos años de noviazgo con el empresario italo-británico Edoardo Mapelli (36), quien es padre de un hijo, Christopher, de cuatro años, fruto de su anterior relación con la arquitecta estadounidense Dara Huang. La pareja anunció su compromiso el 26 de septiembre de 2019 en el palacio de Buckingham con una romántica sesión de fotos. Su enlace iba a ser «real», aunque mucho menos aparatoso que el de sus primos. Con solo 150 invitados en la capilla de Saint James, seguido de una recepción en Buckingham. Pese a todo, las circunstancias excepcionales de la pandemia dieron al traste con todos los planes a poco más de dos meses antes de la boda. Hoy, por fin, Beatriz ha cumplido su sueño de casarse con su amado y juntos inician una nueva vida.